María Jesús Campos

Una idea luminosa

Está uno tan tranquilo, haciendo como que no piensa en nada porque en ese momento, todo lo que se pudiera pensar se podría pensar más

Vivir ¿un deporte de riesgo?

  Parece ser que sí. Nunca fue fácil pero en estos últimos años se está complicando un poco… Mientras que para algunos vivir no es

Matías Ñu

Matías Ñu tiene los ojos rojos. El miedo le mantiene sujeto a la lámpara que cuelga del techo del salón, en su pequeño estudio de

Banálitas, Banalitatis

                                                              Dos bocanadas de silencio podrían contener más proximidad, más lenguaje, que una hipercomunicación. Byung-Chul Han   La era digital ha llevado a una

Libre quiero ser

Como el viento, como la pluma que se mece en el aire, como un soplo, un soplo bello del agrado del otro. Sólo así me

Levedades

Ocurre, cuando el agua se mueve. Cuando la cucharilla de un café humeante da vueltas en la taza alrededor de la duda, el apacible río

Jugarse la vida

El niño pasea con su madre por la orilla del mar. Últimamente van muchas veces a la playa, y a él le gusta pisar la

Tócala otra vez, Sam

La mirada perdida en un halo de nostalgia, los labios sin articular palabra, lo decían todo, y es que la sencillez de su rostro irradiaba

Una idea luminosa

Está uno tan tranquilo, haciendo como que no piensa en nada porque en ese momento, todo lo que se pudiera pensar se podría pensar más

Vivir ¿un deporte de riesgo?

  Parece ser que sí. Nunca fue fácil pero en estos últimos años se está complicando un poco… Mientras que para algunos vivir no es

Matías Ñu

Matías Ñu tiene los ojos rojos. El miedo le mantiene sujeto a la lámpara que cuelga del techo del salón, en su pequeño estudio de

Banálitas, Banalitatis

                                                              Dos bocanadas de silencio podrían contener más proximidad, más lenguaje, que una hipercomunicación. Byung-Chul Han   La era digital ha llevado a una

Libre quiero ser

Como el viento, como la pluma que se mece en el aire, como un soplo, un soplo bello del agrado del otro. Sólo así me

Levedades

Ocurre, cuando el agua se mueve. Cuando la cucharilla de un café humeante da vueltas en la taza alrededor de la duda, el apacible río

Jugarse la vida

El niño pasea con su madre por la orilla del mar. Últimamente van muchas veces a la playa, y a él le gusta pisar la

Tócala otra vez, Sam

La mirada perdida en un halo de nostalgia, los labios sin articular palabra, lo decían todo, y es que la sencillez de su rostro irradiaba