ENSAYOS -PERFILES- CRÓNICA-ENTREVISTAS

MATRIMONIO Y POLIGAMIA EN QATAR

El Matrimonio arreglado, consanguíneo y la poligamia emanan de las arenas del desierto      Estoy parada en la costa de Qatar. El mar acoge

EL SEGUNDO SILENCIO

     No sé qué han hecho últimamente los escritores españoles para que la Parca haya estado tan activa y cruel en los últimos meses,

Claro de luna

     La música y los sentimientos se encuentran y entrelazan por sendas donde convergen el azar y el hado.      Esta semana de

Tu salud y el diseño del barrio donde vives

     Dos estudios recientes de la Asociación Americana del Corazón que se presentaron en Chicago a principios de este mes destacan el estrecho vínculo

Detrás de página: Guillermo Severiche

BIOGRAFÍA      Guillermo Severiche (Mendoza, 1986) cursó la carrera de Letras en la Universidad Nacional de Cuyo y el doctorado en Literatura Comparada en

La viajera y la obrera

En la última tarde de verano, soleada y cálida, fuimos a visitar el Jardín Botánico de Brooklyn. En el prado encontramos a una peregrina deleitándose

No hay más notas

MATRIMONIO Y POLIGAMIA EN QATAR

El Matrimonio arreglado, consanguíneo y la poligamia emanan de las arenas del desierto      Estoy parada en la costa de Qatar. El mar acoge

EL SEGUNDO SILENCIO

     No sé qué han hecho últimamente los escritores españoles para que la Parca haya estado tan activa y cruel en los últimos meses,

Claro de luna

     La música y los sentimientos se encuentran y entrelazan por sendas donde convergen el azar y el hado.      Esta semana de

Tu salud y el diseño del barrio donde vives

     Dos estudios recientes de la Asociación Americana del Corazón que se presentaron en Chicago a principios de este mes destacan el estrecho vínculo

Detrás de página: Guillermo Severiche

BIOGRAFÍA      Guillermo Severiche (Mendoza, 1986) cursó la carrera de Letras en la Universidad Nacional de Cuyo y el doctorado en Literatura Comparada en

La viajera y la obrera

En la última tarde de verano, soleada y cálida, fuimos a visitar el Jardín Botánico de Brooklyn. En el prado encontramos a una peregrina deleitándose