Pablo Erminy

Synchronicity Theater (Parte 1)

En la sala de control, Santiago llamó al conteo regresivo. En treinta segundos saldrían al aire. El veterano productor recordó por instantes los eventos que

Gregorio

Gregorio pasó la tarde con la mirada perdida desde el otro lado de la sala. Sus ojos maravillados, fijos en lo cotidiano; pero Gregorio había

La amante y el perro

El color del sol siempre se ve carmín cuando llevamos los párpados cerrados. Cada día, la radiación en la ventana empuja a las sombras y

Resplandor en el bolsillo

  “A twilight – like, shimmering stream, a cascade of dreams … ¿Cuál será la traducción de esa palabra al castellano?” pensé… “twilight…” El ventanal

Todo quedó traslúcido…

“Luego de un soplo violento, caí aturdido, de rodillas, con una herida dentro la boca. Los residuos de la pólvora y el olor a carne

Luz y.

Joaquín dejó de respirar camino al hospital. Quince minutos antes, yo me bañaba con los vidrios del parabrisas. Tuve que conducir a toda la velocidad,

Péndulo

La primera versión de esta carta mostraba residuos de sangre marrón sobre la tinta. El puño y letra de un hombre a punto de caer al vacío.

Synchronicity Theater (Parte 1)

En la sala de control, Santiago llamó al conteo regresivo. En treinta segundos saldrían al aire. El veterano productor recordó por instantes los eventos que

Gregorio

Gregorio pasó la tarde con la mirada perdida desde el otro lado de la sala. Sus ojos maravillados, fijos en lo cotidiano; pero Gregorio había

La amante y el perro

El color del sol siempre se ve carmín cuando llevamos los párpados cerrados. Cada día, la radiación en la ventana empuja a las sombras y

Resplandor en el bolsillo

  “A twilight – like, shimmering stream, a cascade of dreams … ¿Cuál será la traducción de esa palabra al castellano?” pensé… “twilight…” El ventanal

Todo quedó traslúcido…

“Luego de un soplo violento, caí aturdido, de rodillas, con una herida dentro la boca. Los residuos de la pólvora y el olor a carne

Luz y.

Joaquín dejó de respirar camino al hospital. Quince minutos antes, yo me bañaba con los vidrios del parabrisas. Tuve que conducir a toda la velocidad,

Péndulo

La primera versión de esta carta mostraba residuos de sangre marrón sobre la tinta. El puño y letra de un hombre a punto de caer al vacío.