cuento

La luz debajo…

        «Allá adelante,  en los días que se nos vienen, las personas serán sepultadas con vida dentro de otras. Y serán como

En esta casa ya no hay espacio

     El día en que Julio Cortázar murió, Jorge Díaz estaba leyendo en la poltrona de terciopelo verde de su biblioteca. Era el doce

ZIPLOC

La calle era un fuego, lo comprobé el mismo día que aterricé. Toqué el pavimento con la mano y quemaba. Di apenas una vuelta manzana

Comadre

                                       Si Jimena hubiera podido, habría renunciado

Estudio sobre una silla ortopédica

* Tampoco funcionó el martes pasado así que no debería haberme tomado por sorpresa lo que pasó hoy. Me imaginaba la apatía del resto de

El resplandor de una desaparición

  El padre Alberto Rochester cerró la puerta de madera del templo, levantó su mirada al cielo y vio que allí, alrededor del sol, continuaban

Tiempo

Cuando regresaron del cine, no hablaron de la película que habían visto. Salvador estaba encerrado en un silencio de hielo que Sara no pudo romper

Tango a lo lejos

Nicolás no soporta ese silencio, no por el silencio sino porque tiene que romperlo, tiene que dar una explicación, todos la están esperando, por eso

La luz debajo…

        «Allá adelante,  en los días que se nos vienen, las personas serán sepultadas con vida dentro de otras. Y serán como

En esta casa ya no hay espacio

     El día en que Julio Cortázar murió, Jorge Díaz estaba leyendo en la poltrona de terciopelo verde de su biblioteca. Era el doce

ZIPLOC

La calle era un fuego, lo comprobé el mismo día que aterricé. Toqué el pavimento con la mano y quemaba. Di apenas una vuelta manzana

Comadre

                                       Si Jimena hubiera podido, habría renunciado

Estudio sobre una silla ortopédica

* Tampoco funcionó el martes pasado así que no debería haberme tomado por sorpresa lo que pasó hoy. Me imaginaba la apatía del resto de

El resplandor de una desaparición

  El padre Alberto Rochester cerró la puerta de madera del templo, levantó su mirada al cielo y vio que allí, alrededor del sol, continuaban

Tiempo

Cuando regresaron del cine, no hablaron de la película que habían visto. Salvador estaba encerrado en un silencio de hielo que Sara no pudo romper

Tango a lo lejos

Nicolás no soporta ese silencio, no por el silencio sino porque tiene que romperlo, tiene que dar una explicación, todos la están esperando, por eso