Fabián

El escritor compulsivo 

A Daniel Dessein  El polifacético periodista holandés sirve una copa de vino. En el living, murmuran dos mujeres elegantes, el alto periodista polifacético y un alemán

Adiós, Astor

La familia de Astor cena en una calle de Manhattan. Están todos: el matrimonio y los dos hijos. Suena el teléfono. Atiende Dedée, la esposa.

Marlene Dietrich en Misiones

La lluvia crece como el peso de las valijas. El taxista es amable y silencioso. A veces dice algunas palabras en un inglés de exportación.

Una cara

Tengo frente a mí la cara de un hombre al que no veo desde hace diez hace años. No sonríe ni llora. Solo acumula arrugas.

Capitalismo

A mis hijos 1 Un hombre negro, con barba, mueve los brazos y habla solo al lado de un tacho de basura en la Washington

Gombrowicz y Santucho

Gombrowicz está sentado en un bar. Pide un vodka. El mozo le trae una copa negra y húmeda. El polaco levanta el vaso y toma.

El escritor compulsivo 

A Daniel Dessein  El polifacético periodista holandés sirve una copa de vino. En el living, murmuran dos mujeres elegantes, el alto periodista polifacético y un alemán

Adiós, Astor

La familia de Astor cena en una calle de Manhattan. Están todos: el matrimonio y los dos hijos. Suena el teléfono. Atiende Dedée, la esposa.

Marlene Dietrich en Misiones

La lluvia crece como el peso de las valijas. El taxista es amable y silencioso. A veces dice algunas palabras en un inglés de exportación.

Una cara

Tengo frente a mí la cara de un hombre al que no veo desde hace diez hace años. No sonríe ni llora. Solo acumula arrugas.

Capitalismo

A mis hijos 1 Un hombre negro, con barba, mueve los brazos y habla solo al lado de un tacho de basura en la Washington

Gombrowicz y Santucho

Gombrowicz está sentado en un bar. Pide un vodka. El mozo le trae una copa negra y húmeda. El polaco levanta el vaso y toma.