Carlos A. Aguilera

Sostiene Le Goff

Sostiene Le Goff (Hombres y mujeres de la edad media, FCE, 2013) que ese periodo que los ingleses han llamado Dark Ages fue una larga

El México universal de Gabriel Wolfson

En Profesores y Be y pies, ambos editados en México en 2015, Gabriel Wolfson (Puebla, 1976) abre un bucle que parece no tener fin. No

Las armas no tan secretas de Julio Cortázar

  Si a estas alturas sería ridículo negar que Cortázar es uno de los imprescindibles del canon hispanoaméricano, la pregunta por su lectura, vigencia o

El diario de la morfina

Más que como narrador o psiquiatra, Géza Csáth (Hungría, 1887-1919) pasará a la historia como monstruo. Un monstruo que se iba autodestruyendo a la misma

El escritor cubano que fue rey de Polonia

Quizá una de las fotos más enigmáticas y reveladoras del mundo-Lorenzo sea esa donde se ve junto a un papagayo. Un papagayo de plástico que

Paul Bowles: Viajes por el Anti-Atlas

Nadie ha narrado con tanta precisión sus viajes como Paul Bowles. Tanto los que giraban alrededor de su gran pasión, Marruecos, lugar donde residiría hasta

Sostiene Le Goff

Sostiene Le Goff (Hombres y mujeres de la edad media, FCE, 2013) que ese periodo que los ingleses han llamado Dark Ages fue una larga

El México universal de Gabriel Wolfson

En Profesores y Be y pies, ambos editados en México en 2015, Gabriel Wolfson (Puebla, 1976) abre un bucle que parece no tener fin. No

Las armas no tan secretas de Julio Cortázar

  Si a estas alturas sería ridículo negar que Cortázar es uno de los imprescindibles del canon hispanoaméricano, la pregunta por su lectura, vigencia o

El diario de la morfina

Más que como narrador o psiquiatra, Géza Csáth (Hungría, 1887-1919) pasará a la historia como monstruo. Un monstruo que se iba autodestruyendo a la misma

El escritor cubano que fue rey de Polonia

Quizá una de las fotos más enigmáticas y reveladoras del mundo-Lorenzo sea esa donde se ve junto a un papagayo. Un papagayo de plástico que

Paul Bowles: Viajes por el Anti-Atlas

Nadie ha narrado con tanta precisión sus viajes como Paul Bowles. Tanto los que giraban alrededor de su gran pasión, Marruecos, lugar donde residiría hasta