Fabián Soberón

Spinoza y Rembrandt

No han planeado encontrarse. Se cruzan en una esquina, encima de un puente. La calle de adoquines titila por el calor insospechado. La temperatura no

Nietzsche en el burdel

Aún es joven y el deseo es un caballo extraño y desbocado. Un amigo lo invita a pasear por las calles de Colonia. Nietzsche lo

Fotos

A mi abuelo Juan Rodríguez Un joven camina durante día y noche por la ciudad: busca un cuarto para vivir. Habla con una señora soltera,

El escritor compulsivo 

A Daniel Dessein  El polifacético periodista holandés sirve una copa de vino. En el living, murmuran dos mujeres elegantes, el alto periodista polifacético y un alemán

Hotel Nixon

A Nöelle Supervielle, in memoriam   No era un diplomático ni un funcionario del gobierno pero vivía como si lo fuera. Atendía a los pacientes

Homero, un campesino griego

Por pedido de un amigo, un campesino griego decide robar unos rollos que contienen historias. Al revisarlos, advierte que cuentan las historias que ha escuchado

Santucho en Princeton

Robi Santucho y Sayo, su pareja, visitan al profesor Ely en su residencia de Princeton, Nueva Jersey. El profesor está casado con una excéntrica rubia

Carta de Flannery a Dios

Flannery tiene veintitrés y estudia en la universidad. Trasunta sus horas en una pieza estrecha y limpia. Suele llevar consigo un crucifijo, una Biblia y

Spinoza y Rembrandt

No han planeado encontrarse. Se cruzan en una esquina, encima de un puente. La calle de adoquines titila por el calor insospechado. La temperatura no

Nietzsche en el burdel

Aún es joven y el deseo es un caballo extraño y desbocado. Un amigo lo invita a pasear por las calles de Colonia. Nietzsche lo

Fotos

A mi abuelo Juan Rodríguez Un joven camina durante día y noche por la ciudad: busca un cuarto para vivir. Habla con una señora soltera,

El escritor compulsivo 

A Daniel Dessein  El polifacético periodista holandés sirve una copa de vino. En el living, murmuran dos mujeres elegantes, el alto periodista polifacético y un alemán

Hotel Nixon

A Nöelle Supervielle, in memoriam   No era un diplomático ni un funcionario del gobierno pero vivía como si lo fuera. Atendía a los pacientes

Homero, un campesino griego

Por pedido de un amigo, un campesino griego decide robar unos rollos que contienen historias. Al revisarlos, advierte que cuentan las historias que ha escuchado

Santucho en Princeton

Robi Santucho y Sayo, su pareja, visitan al profesor Ely en su residencia de Princeton, Nueva Jersey. El profesor está casado con una excéntrica rubia

Carta de Flannery a Dios

Flannery tiene veintitrés y estudia en la universidad. Trasunta sus horas en una pieza estrecha y limpia. Suele llevar consigo un crucifijo, una Biblia y