viñetas

#LaBola: Inspiración

Nada me inspira. Estoy mirando un video en 4K de un arrecife coralino de colores increíbles. Hay peces de distintos tamaños, hay abanicos de mar,

#LaBola: Torbellino

recuerdo cuando escribía con los ocho dedos y el espacio era pulgares; despotricaba contra credos sagrados para sentirme único y mis símiles adoraban lo aleatorio:

#LaBola: Todo lo demás

  en medio de mi noche, allá adentro, pasando mil puertas, hay una luz pequeña que me sobrevive asida a mi inocencia… justo al lado

#LaBola: Lala

  Entré y me tropecé con Lala en el pasillo del apartamento. Estaba sentada en el medio, como un gran jefe indio, con sus brazos

#LaBola: Lichi

Quizá la analogía de un diario que anuncia las noticias del día siguiente sea un símil demasiado placentero, pero Lichi siempre dejaba caer en sus

La gloria

Siento como me hundo, despacio, sabrosamente, me elevo en el precipicio, me despeño, me despingo hacia mi sabiduría con una mueca bruta. Y, qué putada,

Humedal

    a M.A.C …Mientras la lluvia… ella a contraluz mirando por la ventana. Afuera llueve, es tarde-noche y llueve también su cuerpo sobre la

#LaBola: Inspiración

Nada me inspira. Estoy mirando un video en 4K de un arrecife coralino de colores increíbles. Hay peces de distintos tamaños, hay abanicos de mar,

#LaBola: Torbellino

recuerdo cuando escribía con los ocho dedos y el espacio era pulgares; despotricaba contra credos sagrados para sentirme único y mis símiles adoraban lo aleatorio:

#LaBola: Todo lo demás

  en medio de mi noche, allá adentro, pasando mil puertas, hay una luz pequeña que me sobrevive asida a mi inocencia… justo al lado

#LaBola: Lala

  Entré y me tropecé con Lala en el pasillo del apartamento. Estaba sentada en el medio, como un gran jefe indio, con sus brazos

#LaBola: Lichi

Quizá la analogía de un diario que anuncia las noticias del día siguiente sea un símil demasiado placentero, pero Lichi siempre dejaba caer en sus

La gloria

Siento como me hundo, despacio, sabrosamente, me elevo en el precipicio, me despeño, me despingo hacia mi sabiduría con una mueca bruta. Y, qué putada,

Humedal

    a M.A.C …Mientras la lluvia… ella a contraluz mirando por la ventana. Afuera llueve, es tarde-noche y llueve también su cuerpo sobre la