en medio de mi noche, allá adentro, pasando mil puertas, hay una luz pequeña que me sobrevive asida a mi inocencia… justo al lado de las cosas que he olvidado, de los amigos muertos, de las calles por las que caminé con la vista puesta en el horizonte, o que pasaron por mí múltiples veces, intentando sin mucho éxito llegar a un hogar que nunca existió fuera de mi cuerpo. Pequeña, zozobra rodeada por la árida arquitectura de mi soledad, intenta calentar hogares inexistentes, se agazapa, huye, se esconde entre mis recuerdos más frágiles, subsiste lentamente en aquellas páginas de parafina caligrafiadas con poemas de amor que una mujer que me amaba le alcanzó a través de unas rejas al fantoche perdido que era yo en ese entonces… el tiempo es un animal que solo devora tiempo,  no se come las ganas, no destroza el amor, no nos quita los sueños, la vida es una sola y somos sus arquitectos, somos Dios, somos el diablo, vinimos y nos vamos solos. Nos debemos ser felices y con ese amor, tocar la felicidad de otro… y sí, todo lo demás es pinga.

Fotografía de Achraf Baznani

 

© 2018, Andrés Pi Andreu. All rights reserved.

Compartir
Artículo anterior#LaBola: Aguas negras
Artículo siguienteUna poeta del movimiento
La Habana, Cuba, 1969. Escritor, traductor y editor cubano americano. Radica en Miami. Su familia proviene de una larga tradición de escritores y editores de literatura infantil. En 2010 fundó la editorial Linkgua USA, con el fin de representar, publicar y promover la literatura en español de autores latinoamericanos. Tiene Premios tan reconocidos como el White Ravens, 2013, el Premio Planeta Infantil, Apel les Mestres 2009, la Medalla de Oro de los Florida Book Awards, 2015, el Premio Edad de Oro 2000 y 2002, el Premio de la Crítica al mejor libro del año (La Rosa Blanca 2004). Es autor de más de 200 libros publicados que se han traducido a 12 idiomas.