Manuel A López

Remedios del cocinero

Carmencita se había quedado embarazada y sola en la isla. Su marido estaba en el Norte esperando que le llegara la salida a ella y

Los poetas nunca pecan demasiado

Hace más de un año mantengo esta columna que quise llamar con el mismo título de mi poemario, “Los poetas nunca pecan demasiado”.  Hoy he

Los poetas nunca pecan demasiado

He sentido de muy cerca la poesía de Lizette Espinosa. Me he tomado el tiempo de leerla una y otra vez buscando el hilo conductor,

Los poetas nunca pecan demasiado

Casi todos por el mundo cibernético conocemos a esta mujer misteriosa como Sono Mataumo, o simplemente Sono.  En la vida real se llama om ulloa.

Los poetas nunca pecan demasiado

Manuel A López El 2013 fue un año de muchos descubrimientos, sin embargo, para mi uno de los mejores ha sido conocer al poeta Nelson

Remedios del cocinero

Carmencita se había quedado embarazada y sola en la isla. Su marido estaba en el Norte esperando que le llegara la salida a ella y

Los poetas nunca pecan demasiado

Hace más de un año mantengo esta columna que quise llamar con el mismo título de mi poemario, “Los poetas nunca pecan demasiado”.  Hoy he

Los poetas nunca pecan demasiado

He sentido de muy cerca la poesía de Lizette Espinosa. Me he tomado el tiempo de leerla una y otra vez buscando el hilo conductor,

Los poetas nunca pecan demasiado

Casi todos por el mundo cibernético conocemos a esta mujer misteriosa como Sono Mataumo, o simplemente Sono.  En la vida real se llama om ulloa.

Los poetas nunca pecan demasiado

Manuel A López El 2013 fue un año de muchos descubrimientos, sin embargo, para mi uno de los mejores ha sido conocer al poeta Nelson