Los poetas nunca pecan demasiado

omu3-2Casi todos por el mundo cibernético conocemos a esta mujer misteriosa como Sono Mataumo, o simplemente Sono.  En la vida real se llama om ulloa. Me parece un personaje interesantísimo,  que vive por los lagos fríos de Illinois. Cada vez que cuelga algún escrito en su blog, salgo a buscarlo porque es puro disfrute leerla.  Su ironía perenne la aparta de la gente, su humor la realza,  su puño la señala como una gran sacerdotisa de la palabra.  Me interesa leer más de su obra poética, y no les puedo mentir, también conocerla un tin más porque todavía tengo la incertidumbre…

¿Quién es om ulloa? ¿Quién es Sono Mataumo?

 No sabría decirles. Si encuentran alguna palabra específica no dejen de regalármela.

 

(cuatro prosemas del prosemario inédito

palabrerías analfabéticas / © om ulloa)

a la h

a la h hirsuta de tus hembrajes y hermosuras hervidas luego de empapayadas y enchumbadas en alcohol en los rincones olvidados de las hemerotecas empolvadas con manchas y hematomas ya cubiertos por las cenizas del crematorio lúgubre donde flotan tus hierbas en brebajes hidratantes de bruja hambrienta e histérica huésped de codiciadas vírgenes salpicadas del hipo de tu hipérbole típico herraje de reja que tranca con higiene el himen de ramera habanera que depositaste en mi garganta como chiflido de helio inerte casi insípido hidrógeno de olas que baten en mi orilla, mortificando la supuración tenue de tu herpe coronado con la aureola rojiza del hastío

a la b

a la b bacana de tu baba de tu bulto de tu monte de babel bestial e infiel viscoso bramido oculto en el beso de brandy de la b de bar diurno y bragueta abierta con badajo báculo beldad boceto de labia bicéfala aturdida por la tentación de tu boca belfa en despliegue bailable de acordeón apenas bandoneón que abre y cierra cortante y biseca la melodía de blasfemia la blusa blanca la barra de jabón que resbala en tu estrecha bahía donde desemboca desbordante la b de mi bacteria boyante y ambulante

a la g

a la g entrecalada entre el ego desgarrado del grito y tu garfio grazno como ganso gago de garganta gris como guayabo reptil tortuga galápaga en la grama de tu espalda lisa agarrada al gancho en desliz canal abrupta que guía al agua densa de la galaxia de tu guanábana cáscara áspera como ella gestos y gestiones de ginecóloga experta en su gruta siniestra de gemidos lerdos agazapados bajo el podio de la aparente autosuficiencia grandiosa de su impuesto gobierno ginecocrático embestido por el grueso goce de mi anarquía diseminada en gruñidos graves y desteñidos multicolores guaches de g mayúscula que gime, empegostada gardenia gutural en mi garganta glútea

a la ll

a la ll de la llaga colgada de mi abollado ulloa lúgubre mientras intento que seas más que lisa ele-ele entre mis colmillos siempre una brillante elle descollante de bulla y llanura espumosa de follajes bajo la callada lluvia de las letras acuchilladas por la canallada de llevarlas a ciegas a la buhardilla del degüello donde yacen las costillas graves de las cotillas llanas con las cordilleras esdrújulas de las cremalleras agudas olvidadas todas en el desecho analfabético de la lengua desmaquillada por los folletineros de toga y butaca que se las follan por sus fondillos de débiles grafías

Biografía-

om Ulloa. Nació en Matanzas, Cuba. Vive en Estados Unidos desde adolescente.

Ha publicado cuentos y “prosemas” en diversas antologías (“En el ojo del viento: Ficción latina del Heartland”, Roosevelt University, 2004; “Cuatro cuentistas de Chicago”, Ed. Vocesueltas, 2007), blogs y revistas (Contratiempo; Mandorla; generaciónMeX; VocesCubanas; AfterHours; TriQuarterly, Northwestern University, entre otros). Se desempeña como escritora, traductora y correctora.