crónicas

Una cara

Tengo frente a mí la cara de un hombre al que no veo desde hace diez hace años. No sonríe ni llora. Solo acumula arrugas.

Doble función

¿Pudiera ser amor? Azoro, frustración, señales de alerta, extravío: los cines para adultos, con su programa extenso, de satisfacción garantizada o la devolución de su

El Rock es la buena onda

Ya no cargan sus instrumentos musicales. Ahora cuentan con un staff que llega horas o días antes para montar el espectáculo. En el Café Iguana,

Una cara

Tengo frente a mí la cara de un hombre al que no veo desde hace diez hace años. No sonríe ni llora. Solo acumula arrugas.

Doble función

¿Pudiera ser amor? Azoro, frustración, señales de alerta, extravío: los cines para adultos, con su programa extenso, de satisfacción garantizada o la devolución de su

El Rock es la buena onda

Ya no cargan sus instrumentos musicales. Ahora cuentan con un staff que llega horas o días antes para montar el espectáculo. En el Café Iguana,