2015 Vol 8

También se mata bajo los árboles

Cuando surgió la novela negra en Estados Unidos, país pionero de ese género, de la mano de Raymond Chandler, Dashiell Hammet, James Cain, Erle Stanley

Milan Kundera: bajo el signo del ombligo

El escritor Hugo Fontana lee y comenta La fiesta de la insignificancia, la última novela de Milan Kundera En una de las últimas entrevistas que

Yo Tube un dream

Vivimos una época fascinante en lo que se refiere a generación de contenidos audiovisuales. Un momento soñado. Treinta años atrás, tenías una cámara pero no

#SuburbanoNoir viene con Veneno

1  Por fin hace tres días el presidente de la República envió una extensa carta al gobernador de Texas, George Bush hijo, pidiendo clemencia para

El Clan de Pablo Trapero

Para quienes no sean argentinos y de mi generación, la X, es necesario ponerlos en contexto antes de meterse a hablar de la película. Desde

La jubilación de los ladrones

Aunque se evite con voluntad feroz, el ocio como la vida se vuelve tan aburrido como un cuento dos veces contado. Tal vez Ronnie Biggs

También se mata bajo los árboles

Cuando surgió la novela negra en Estados Unidos, país pionero de ese género, de la mano de Raymond Chandler, Dashiell Hammet, James Cain, Erle Stanley

Milan Kundera: bajo el signo del ombligo

El escritor Hugo Fontana lee y comenta La fiesta de la insignificancia, la última novela de Milan Kundera En una de las últimas entrevistas que

Yo Tube un dream

Vivimos una época fascinante en lo que se refiere a generación de contenidos audiovisuales. Un momento soñado. Treinta años atrás, tenías una cámara pero no

#SuburbanoNoir viene con Veneno

1  Por fin hace tres días el presidente de la República envió una extensa carta al gobernador de Texas, George Bush hijo, pidiendo clemencia para

El Clan de Pablo Trapero

Para quienes no sean argentinos y de mi generación, la X, es necesario ponerlos en contexto antes de meterse a hablar de la película. Desde

La jubilación de los ladrones

Aunque se evite con voluntad feroz, el ocio como la vida se vuelve tan aburrido como un cuento dos veces contado. Tal vez Ronnie Biggs