FICCIÓN

Cuba sin Gloria

A Bruno Soberón León    La mujer se llama Gloria, es alta y gruesa, y da clases de historia. Aunque ella no ha viajado a

PABLO BRESCIA: FUERA DE LUGAR

         Estar en fuera de lugar es estar descolocado, es sentirse ajeno e incómodo, con la zozobra por saber si estar en

Carta de Ulises a Circe

   Mientras camino a tu casa, Hermes se cruza en la senda y me adelanta tu jugada. Me advierte sobre tu prístino ardid. Al entrar

BRISA

        La flora que abrazaba la cabaña era majestuosa, la vivienda embonaba tan bien en la vegetación, que parecía que hubieran crecido

Los últimos días

Son las tres. La siesta es apacible y el viento mueve apenas las cabelleras rojas de los árboles. El calor sube un grado y él

No hay más notas

Cuba sin Gloria

A Bruno Soberón León    La mujer se llama Gloria, es alta y gruesa, y da clases de historia. Aunque ella no ha viajado a

PABLO BRESCIA: FUERA DE LUGAR

         Estar en fuera de lugar es estar descolocado, es sentirse ajeno e incómodo, con la zozobra por saber si estar en

Carta de Ulises a Circe

   Mientras camino a tu casa, Hermes se cruza en la senda y me adelanta tu jugada. Me advierte sobre tu prístino ardid. Al entrar

BRISA

        La flora que abrazaba la cabaña era majestuosa, la vivienda embonaba tan bien en la vegetación, que parecía que hubieran crecido

Los últimos días

Son las tres. La siesta es apacible y el viento mueve apenas las cabelleras rojas de los árboles. El calor sube un grado y él

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Reddit