Search
Close this search box.

Breves notas de un precioso hallazgo

I

     Su delgada contextura descansa sobre el vidrio de mi escritorio. A veces, por encima de la obra poética de César Vallejo. La portada lleva consigo la fotografía de un bosque grisáceo, misterioso, amenazante para cualquier curioso. Sobre esa portada está impregnado el título, el sello de alma: Savia, y el nombre de la muchacha que labró prolijamente su contenido: la escritora argentina Mariana Chami (Buenos Aires, 1978).

     Savia es un poemario sobrecogedor que nos conduce a la yema dramática del dolor físico, del feroz desasosiego, del punzante martirio originado por la artritis, que zarandeaba a Mariana desde su adolescencia. Sin embargo, la obra de Chami no se agota en esos temas. También aborda el trato médico, la iniciática preocupación del padre, el empuje maternal y la auténtica hermandad entre mujeres (bautizada como sororidad por el novelista español Miguel de Unamuno).

II

     La lectura del texto se torna bastante fluida como la savia misma (líquido que circula por los vasos de ciertas plantas y del cual toman las células para su nutrición). Se aprecia, además, el minimalismo lingüístico, la estructura parecida a la empleada por Oliverio Girondo, el vértigo, los pasos en falso, la habilidad de la autora para incorporarnos a hechos extremos, para hacernos partícipes del infierno emocional, para solidarizarnos con el cuerpo dañado.

     La voz poética batalla contra la exasperante rigidez articular, contra las sentencias condenatorias de la doctora, contra el miedo, contra aquello que no es posible alcanzar cada mañana. Todo ello coexiste con los inclementes coletazos de la impotencia. La angustia se desliza, a lo largo del libro, con culebrítico libertinaje.

     Sin embargo, luego florecen actitudes destinadas a frenar el abatimiento, la tentativa de rendición. Las manifestaciones de rebeldía, la tierna convivencia con los hijos pequeños y el amor propio son memorables.

III

     El mayor triunfo de Chami, sin desmedro de otros, es haber transformado el intenso suplicio en arte, el sufrimiento en un invaluable aprendizaje. Savia interpela, Savia estremece, Savia alecciona, Savia es un precioso hallazgo que difícilmente olvidaré.

 

Savia (Enero Editorial, 2023).

Autora: Mariana Chami.

64 páginas.

 

 

Suburbano Ediciones Contacto

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Reddit