Pablo Erminy

La luz debajo…

        «Allá adelante,  en los días que se nos vienen, las personas serán sepultadas con vida dentro de otras. Y serán como

LOS IRIDISCENTES

      Se dice que en el pasado… en verdad, lo contaba Santiago mientras preparaba los cadáveres, aquellos que fueron pintores durante sus vidas,

Marina y el resplandor

En un salón con pupitres vacíos, Marina me sonrió y colocó el instrumento al borde de la silla. Era una caja pequeña, negra. Parecía el

Synchronicity Theater (Parte 1)

En la sala de control, Santiago llamó al conteo regresivo. En treinta segundos saldrían al aire. El veterano productor recordó por instantes los eventos que

Experimento luzbel

Adentro, la maquillista se mantiene ocupada deslizando el news feed con su pulgar. De hecho, todo el equipo de producción lleva en sus palmas dispositivos

Gregorio

Gregorio pasó la tarde con la mirada perdida desde el otro lado de la sala. Sus ojos maravillados, fijos en lo cotidiano; pero Gregorio había

Antonieta vestida de agua

Las chicas bebieron de las copas de vidrio. Conversaban al borde de la alberca. Al momento, llevaban sus peinados deshechos y el maquillaje les chorreaba

La amante y el perro

El color del sol siempre se ve carmín cuando llevamos los párpados cerrados. Cada día, la radiación en la ventana empuja a las sombras y

La luz debajo…

        «Allá adelante,  en los días que se nos vienen, las personas serán sepultadas con vida dentro de otras. Y serán como

LOS IRIDISCENTES

      Se dice que en el pasado… en verdad, lo contaba Santiago mientras preparaba los cadáveres, aquellos que fueron pintores durante sus vidas,

Marina y el resplandor

En un salón con pupitres vacíos, Marina me sonrió y colocó el instrumento al borde de la silla. Era una caja pequeña, negra. Parecía el

Synchronicity Theater (Parte 1)

En la sala de control, Santiago llamó al conteo regresivo. En treinta segundos saldrían al aire. El veterano productor recordó por instantes los eventos que

Experimento luzbel

Adentro, la maquillista se mantiene ocupada deslizando el news feed con su pulgar. De hecho, todo el equipo de producción lleva en sus palmas dispositivos

Gregorio

Gregorio pasó la tarde con la mirada perdida desde el otro lado de la sala. Sus ojos maravillados, fijos en lo cotidiano; pero Gregorio había

Antonieta vestida de agua

Las chicas bebieron de las copas de vidrio. Conversaban al borde de la alberca. Al momento, llevaban sus peinados deshechos y el maquillaje les chorreaba

La amante y el perro

El color del sol siempre se ve carmín cuando llevamos los párpados cerrados. Cada día, la radiación en la ventana empuja a las sombras y