octubre 23, 2017

#Ficción: El mono azul

Escribo sobre el mono azul, mientras recuerdo al animal que me da trabajo. Un mono azul me da trabajo, me contrató hace ya varios meses.

La investigación antes de la investigación

La investigación es una tarea que necesita ser impulsada constantemente. Para conseguirlo han aparecido, sobre todo en los últimos años, una serie de libros y

“Democracia” en tiempos de propaganda.

  Un día alguien, no recuerdo quién, me hizo notar que el nombre real del partido Nazi era Partido Nacional Socialista. En aquella época, de

Otra masacre americana

Sonny Melton, un joven enfermero de Tennessee, murió en Las Vegas cuando protegía a su esposa de los disparos del loco desde el hotel Mandalay

Las noches calientes de Jack Reacher

Novelas de venganza   Nacido en 1954, productor de la televisión británica hasta perder su trabajo, a los cuarenta años James Grant decidió empezar a

Asesinos que escriben

Con esto de las redes sociales uno puede caer en el morbo más absoluto. Y uno es el que está escribiendo esto. Andan algunos amigos

#Ficción: El mono azul

Escribo sobre el mono azul, mientras recuerdo al animal que me da trabajo. Un mono azul me da trabajo, me contrató hace ya varios meses.

La investigación antes de la investigación

La investigación es una tarea que necesita ser impulsada constantemente. Para conseguirlo han aparecido, sobre todo en los últimos años, una serie de libros y

“Democracia” en tiempos de propaganda.

  Un día alguien, no recuerdo quién, me hizo notar que el nombre real del partido Nazi era Partido Nacional Socialista. En aquella época, de

Otra masacre americana

Sonny Melton, un joven enfermero de Tennessee, murió en Las Vegas cuando protegía a su esposa de los disparos del loco desde el hotel Mandalay

Las noches calientes de Jack Reacher

Novelas de venganza   Nacido en 1954, productor de la televisión británica hasta perder su trabajo, a los cuarenta años James Grant decidió empezar a

Asesinos que escriben

Con esto de las redes sociales uno puede caer en el morbo más absoluto. Y uno es el que está escribiendo esto. Andan algunos amigos