viñeta

Pasos en el clóset

El día había acabado mal. Ahora estaba quieto, bien acurrucado debajo de la colcha, no de frío sino de miedo, miedo a que entrara Madre

el fin del mundo

…me senté a esperarlos en medio de la noche, acuclillado sobre los restos humeantes de las muñecas de Candice. Nunca había estado afuera tan tarde,

El objeto eterno

La abuela de Nezar Abduhla Suleiman soñó que su nieto iba a ser presidente de la república. Fue un sueño bastante controvertido teniendo en cuenta,

Laura

    Después de la partida de Fermín, Laura se depositó en la cama varios meses y rumiando su desgracia se olvidó del mundo. Lloró

La isla

El retintín en el techo de lata persiste, me está volviendo loco, es una lluvia de aguacates incipientes. Son tan pequeños, tan endebles que el

Que se joda el toro

  apócrifos subversivos Para hablar de la séptima cuerda usaré a los toros. Podría usar la marihuana, la pornografía o la estúpida aversión de la

Alas

Las primeras casas en caer fueron las del lado norte del pueblo. Se desmoronaron en un estrépito de terrones húmedos en medio de la mañana

El gato cazador

En el muro del portal está sentado un gato. Su sombra asusta a la gente que pasa. Dicen que les da miedo su serenidad. El

Pasos en el clóset

El día había acabado mal. Ahora estaba quieto, bien acurrucado debajo de la colcha, no de frío sino de miedo, miedo a que entrara Madre

el fin del mundo

…me senté a esperarlos en medio de la noche, acuclillado sobre los restos humeantes de las muñecas de Candice. Nunca había estado afuera tan tarde,

El objeto eterno

La abuela de Nezar Abduhla Suleiman soñó que su nieto iba a ser presidente de la república. Fue un sueño bastante controvertido teniendo en cuenta,

Laura

    Después de la partida de Fermín, Laura se depositó en la cama varios meses y rumiando su desgracia se olvidó del mundo. Lloró

La isla

El retintín en el techo de lata persiste, me está volviendo loco, es una lluvia de aguacates incipientes. Son tan pequeños, tan endebles que el

Que se joda el toro

  apócrifos subversivos Para hablar de la séptima cuerda usaré a los toros. Podría usar la marihuana, la pornografía o la estúpida aversión de la

Alas

Las primeras casas en caer fueron las del lado norte del pueblo. Se desmoronaron en un estrépito de terrones húmedos en medio de la mañana

El gato cazador

En el muro del portal está sentado un gato. Su sombra asusta a la gente que pasa. Dicen que les da miedo su serenidad. El