VIÑETAS

#LaBola: Welcome

  En la tarde vinieron a llevarme pastelitos. Los conté, eran ocho, todos vestidos de salir, con blazers, corbaticas, camisas llenas de cocodrilos. Traían de

#LaBola: A degüello

La habitación entró en nosotros. Oscurecida por las cortinas cubiertas por ventanas estrechas por las que entraba la oscuridad de adentro. Una de mis pieles

#LaBola: Lichi

Quizá la analogía de un diario que anuncia las noticias del día siguiente sea un símil demasiado placentero, pero Lichi siempre dejaba caer en sus

#LaBola: Una de las tantas felicidades

  Mi casa, la de cuando era niño, siempre será inmensa y formará parte de lo que arrastro con el ridículo sello de lo perdido

#LaBola: Piña

Sobre una mesa, justo en el centro, descansaba en una posición algo desacostumbrada. En el centro, haciendo converger en su carne punzante y ofrecida todas

#LaBola: Otra nostalgia

Ya está soplando otra brisita de nostalgia, lánguida, fofa, jodedora brisita que trae olores a calle gastada, cierta vez distante, a infierno de picualas y

jabón

resbala, resbala por la pendiente, déjate llevar por la inercia de tu propio peso y aprovecha el descenso para disfrutar la sensación de vértigo placentero

El plagio

Rodeado de papeles que contenían todo en una repetición inevitable de los clásicos, él, el plagiador involuntario universal, reescribía la historia de la literatura enfrentando

No hay más notas

#LaBola: Welcome

  En la tarde vinieron a llevarme pastelitos. Los conté, eran ocho, todos vestidos de salir, con blazers, corbaticas, camisas llenas de cocodrilos. Traían de

#LaBola: A degüello

La habitación entró en nosotros. Oscurecida por las cortinas cubiertas por ventanas estrechas por las que entraba la oscuridad de adentro. Una de mis pieles

#LaBola: Lichi

Quizá la analogía de un diario que anuncia las noticias del día siguiente sea un símil demasiado placentero, pero Lichi siempre dejaba caer en sus

#LaBola: Una de las tantas felicidades

  Mi casa, la de cuando era niño, siempre será inmensa y formará parte de lo que arrastro con el ridículo sello de lo perdido

#LaBola: Piña

Sobre una mesa, justo en el centro, descansaba en una posición algo desacostumbrada. En el centro, haciendo converger en su carne punzante y ofrecida todas

#LaBola: Otra nostalgia

Ya está soplando otra brisita de nostalgia, lánguida, fofa, jodedora brisita que trae olores a calle gastada, cierta vez distante, a infierno de picualas y

jabón

resbala, resbala por la pendiente, déjate llevar por la inercia de tu propio peso y aprovecha el descenso para disfrutar la sensación de vértigo placentero

El plagio

Rodeado de papeles que contenían todo en una repetición inevitable de los clásicos, él, el plagiador involuntario universal, reescribía la historia de la literatura enfrentando