Sergio Borasino

100 años de Negroni

Sentado en el asiento trasero del automóvil Ford modelo T, el conde Camilo no conseguía retirar los ojos de la piel del pecho acaramelado de

La droga mas barata del mundo

Escribir es jugar con los amigos imaginarios que nunca tuve, poner todo en papel es solo el mero paso final. Se trata de vivir en

100 años de Negroni

Sentado en el asiento trasero del automóvil Ford modelo T, el conde Camilo no conseguía retirar los ojos de la piel del pecho acaramelado de

La droga mas barata del mundo

Escribir es jugar con los amigos imaginarios que nunca tuve, poner todo en papel es solo el mero paso final. Se trata de vivir en