Search
Close this search box.

novela

Alaska, la última frontera

La primera vez que viajé a Alaska tenía algo menos de diez años, era un niño abducido por las lecturas de Jack London que situaba

Vengo del miedo, de Miguel Ángel Oeste

RELATAR EL MIEDO ¿Es siempre el testimonio el mejor camino para narrar una experiencia traumática? ¿Y cómo debe tratarse en ese caso? La novela Vengo

Qué excelente día para un exorcismo

En 1971, la casa editorial Harper & Row publicó la novela The Exorcist (El Exorcista), de William Peter Blatty.       El escritor estadounidense

El pastel que yo vi. Parte I

      Una torta mediana me lanza un guiño. Torta mediana glamurosamente decorada. ¿Qué digo decorada?, ¡bañadísima, en su totalidad, por una crema de

Entrevista a Isabel Ibáñez de la Calle

El proceso de escritura de Los ojos de mi padre fue largo, placentero y doloroso al mismo tiempo. Lloré muchas veces mientras escribía, pensaba en

No hay más notas

Alaska, la última frontera

La primera vez que viajé a Alaska tenía algo menos de diez años, era un niño abducido por las lecturas de Jack London que situaba

Vengo del miedo, de Miguel Ángel Oeste

RELATAR EL MIEDO ¿Es siempre el testimonio el mejor camino para narrar una experiencia traumática? ¿Y cómo debe tratarse en ese caso? La novela Vengo

Qué excelente día para un exorcismo

En 1971, la casa editorial Harper & Row publicó la novela The Exorcist (El Exorcista), de William Peter Blatty.       El escritor estadounidense

El pastel que yo vi. Parte I

      Una torta mediana me lanza un guiño. Torta mediana glamurosamente decorada. ¿Qué digo decorada?, ¡bañadísima, en su totalidad, por una crema de

Entrevista a Isabel Ibáñez de la Calle

El proceso de escritura de Los ojos de mi padre fue largo, placentero y doloroso al mismo tiempo. Lloré muchas veces mientras escribía, pensaba en

Suburbano Ediciones Contacto

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Reddit