Fabián Soberón

Los nazis y la bondad

   El nazi Alfred Rosenberg deja constancia en su diario de una lectura de Rilke: «Esta mañana he recogido la Carta desde Muzot de Rilke.

TODO LO QUE QUIERES SABER SOBRE LA YAKUZA

     Poco se sabe de la Yakuza, esa impenetrable organización criminal japonesa, más antigua que la mafia siciliana y cuyos orígenes se remontan nada

Chandler en La Jolla

    En La Jolla, pequeña ciudad costera, hay lujosos apartamentos y una calle principal plagada de negocios ostentosos: una especie de Punta del Este norteamericana.

El fotógrafo mudo

El fotógrafo mudo saca fotos al borde del río sucio y abandonado. Capta los ranchos y las calles de tierra desde ángulos insólitos. Parecen pinturas

Cuba sin Gloria

A Bruno Soberón León    La mujer se llama Gloria, es alta y gruesa, y da clases de historia. Aunque ella no ha viajado a

Carta de Ulises a Circe

   Mientras camino a tu casa, Hermes se cruza en la senda y me adelanta tu jugada. Me advierte sobre tu prístino ardid. Al entrar

Los últimos días

Son las tres. La siesta es apacible y el viento mueve apenas las cabelleras rojas de los árboles. El calor sube un grado y él

Boston

A Tamara Kamenszain, in memoriam 1    Cuando alquilé el auto, advertí que no sabía manejarlo. No tenía embrague y contaba con una caja de

Los nazis y la bondad

   El nazi Alfred Rosenberg deja constancia en su diario de una lectura de Rilke: «Esta mañana he recogido la Carta desde Muzot de Rilke.

TODO LO QUE QUIERES SABER SOBRE LA YAKUZA

     Poco se sabe de la Yakuza, esa impenetrable organización criminal japonesa, más antigua que la mafia siciliana y cuyos orígenes se remontan nada

Chandler en La Jolla

    En La Jolla, pequeña ciudad costera, hay lujosos apartamentos y una calle principal plagada de negocios ostentosos: una especie de Punta del Este norteamericana.

El fotógrafo mudo

El fotógrafo mudo saca fotos al borde del río sucio y abandonado. Capta los ranchos y las calles de tierra desde ángulos insólitos. Parecen pinturas

Cuba sin Gloria

A Bruno Soberón León    La mujer se llama Gloria, es alta y gruesa, y da clases de historia. Aunque ella no ha viajado a

Carta de Ulises a Circe

   Mientras camino a tu casa, Hermes se cruza en la senda y me adelanta tu jugada. Me advierte sobre tu prístino ardid. Al entrar

Los últimos días

Son las tres. La siesta es apacible y el viento mueve apenas las cabelleras rojas de los árboles. El calor sube un grado y él

Boston

A Tamara Kamenszain, in memoriam 1    Cuando alquilé el auto, advertí que no sabía manejarlo. No tenía embrague y contaba con una caja de