FICCIÓN

LAS MARAVILLAS. Elena Medel

“Las maravillas” es una novela que me gustó mucho. Toca dos temas de una manera contundente: el feminismo y el proceso de conciencia de clase.

LLAMATIVA

Para Dana, mi sobrina, que se enamoró del Vampiro Canadiense   —¿Dónde trabajas? —Hago lucha libre, ocupo verme bien llamativa, bebé. Se lo pregunté mientras

Synchronicity Theater (Parte 1)

En la sala de control, Santiago llamó al conteo regresivo. En treinta segundos saldrían al aire. El veterano productor recordó por instantes los eventos que

Estudio sobre una silla ortopédica

* Tampoco funcionó el martes pasado así que no debería haberme tomado por sorpresa lo que pasó hoy. Me imaginaba la apatía del resto de

El resplandor de una desaparición

  El padre Alberto Rochester cerró la puerta de madera del templo, levantó su mirada al cielo y vio que allí, alrededor del sol, continuaban

Nostalgia por hechos no ocurridos

En la penumbra, vas con los brazos estirados. Cuidas no darte de cara con un mueble o tropezar con cualquier cosa. A tientas, cierras la

LAS MARAVILLAS. Elena Medel

“Las maravillas” es una novela que me gustó mucho. Toca dos temas de una manera contundente: el feminismo y el proceso de conciencia de clase.

LLAMATIVA

Para Dana, mi sobrina, que se enamoró del Vampiro Canadiense   —¿Dónde trabajas? —Hago lucha libre, ocupo verme bien llamativa, bebé. Se lo pregunté mientras

Synchronicity Theater (Parte 1)

En la sala de control, Santiago llamó al conteo regresivo. En treinta segundos saldrían al aire. El veterano productor recordó por instantes los eventos que

Estudio sobre una silla ortopédica

* Tampoco funcionó el martes pasado así que no debería haberme tomado por sorpresa lo que pasó hoy. Me imaginaba la apatía del resto de

El resplandor de una desaparición

  El padre Alberto Rochester cerró la puerta de madera del templo, levantó su mirada al cielo y vio que allí, alrededor del sol, continuaban

Nostalgia por hechos no ocurridos

En la penumbra, vas con los brazos estirados. Cuidas no darte de cara con un mueble o tropezar con cualquier cosa. A tientas, cierras la