Cristian Proa

Los mediocres de siempre

Las luces se encienden, la gente se levanta de la sala y me doy cuenta que todos parecen conocerse. Trato de pasar desapercibido, camino lentamente

El cine invisible

Camino por la calle, de pronto una ráfaga vuela un papel que sujetaba en mi mano, lo sigo y mientras lo tomo, veo un viejo

El ritual del séptimo arte

El ritual del séptimo arte

Elijo una butaca y me acomodo, miro a mi alrededor antes de que empiece ese espectáculo al que llamamos “CINE” Y pienso en aquellas palabras

Los mediocres de siempre

Las luces se encienden, la gente se levanta de la sala y me doy cuenta que todos parecen conocerse. Trato de pasar desapercibido, camino lentamente

El cine invisible

Camino por la calle, de pronto una ráfaga vuela un papel que sujetaba en mi mano, lo sigo y mientras lo tomo, veo un viejo

El ritual del séptimo arte

El ritual del séptimo arte

Elijo una butaca y me acomodo, miro a mi alrededor antes de que empiece ese espectáculo al que llamamos “CINE” Y pienso en aquellas palabras