2017 Vol 7

Setenta veces siete

Un buen cristiano sabe perdonar. Un verdadero seguidor de Jesús se distingue porque ante cada ofensa abre su corazón al perdón. El perdón ha sido

La brava de South Beach

Cuando Marguerite Harper, editora de Elmore Leonard (1925–2013), le dijo que debía dejar de escribir novelas western porque ya no representaban negocio para el mercado

jamón perlado

  directa, vaga, tangible y poco demostrable: relaciona estas confesiones, escríbelas en un papel para que no se olviden y trata de pensar en ti.

Howl: Ginsberg y la religión

Si Allen Ginsberg viera sus poemas completos publicados en 2006 por Haper Perennial en Estados Unidos, tendría suficientes razones para sentirse mal. Su poesía no

Mantecón

Acaba de abrir la puerta. Sé que es él porque escoge esta hora en que no hay nadie para venir a orinar. Al principio me

Penthouse 667

Desde el penthouse del colosal ultra-rascacielos, el desconocido venía cayendo en picada. Cuando Phillip lo empujó a través del ventanal, los cristales le cortaron la

¡Hoy es viernes sangriento!

«Una luz reflejada, la modelo mirando a la nada hoy es viernes sangriento, allí pronto habrá movimiento…» —Frágil Era un viernes sangriento en Miami, es

Setenta veces siete

Un buen cristiano sabe perdonar. Un verdadero seguidor de Jesús se distingue porque ante cada ofensa abre su corazón al perdón. El perdón ha sido

La brava de South Beach

Cuando Marguerite Harper, editora de Elmore Leonard (1925–2013), le dijo que debía dejar de escribir novelas western porque ya no representaban negocio para el mercado

jamón perlado

  directa, vaga, tangible y poco demostrable: relaciona estas confesiones, escríbelas en un papel para que no se olviden y trata de pensar en ti.

Howl: Ginsberg y la religión

Si Allen Ginsberg viera sus poemas completos publicados en 2006 por Haper Perennial en Estados Unidos, tendría suficientes razones para sentirse mal. Su poesía no

Mantecón

Acaba de abrir la puerta. Sé que es él porque escoge esta hora en que no hay nadie para venir a orinar. Al principio me

Penthouse 667

Desde el penthouse del colosal ultra-rascacielos, el desconocido venía cayendo en picada. Cuando Phillip lo empujó a través del ventanal, los cristales le cortaron la

¡Hoy es viernes sangriento!

«Una luz reflejada, la modelo mirando a la nada hoy es viernes sangriento, allí pronto habrá movimiento…» —Frágil Era un viernes sangriento en Miami, es