2016 Vol 11

La dama blanca

  Al Máquina Samurái.   Mi rostro ha visto la Pampa, el occidente argelino, he paseado mi esencia por jardines de ensueño y comparsas tropicales.

Fotos de una gira rockera

La fotógrafa española Jose Girl muestra en imágenes el “Palosanto Tour de Bunbury”, una gira que recorrió el pasado año trece países con 55 conciertos,

La fiesta de Castañeda

Luis Hernán Castañeda es uno de los escritores peruanos jóvenes más reconocidos y prolíficos. Entre sus obras  destacan “Casa de Islandia”, “Hotel Europa”, el conjunto

Miami y el mar que nos robaron

A mediados de los años 80, Miami Beach era una decadente ciudad playera, donde la conmoción causada por la llegada de 135.000 cubanos a los

Alejandras

Sobresalir con su propio mito cuando todas las luces de la cultura de un país caen sobre una figura, es difícil. Para los argentinos sólo

la bola

después fuimos felices durante algún tiempo. No me voy a poner a discutir si de verdad felices, ni sacaré toda esa monserga de la relatividad

Yo, Marcelo

La primera lectura de Asma, de Aldo Medinaceli, la hice en un largo viaje en avión. Las pantallas habían pacificado a todos los pasajeros. La

La dama blanca

  Al Máquina Samurái.   Mi rostro ha visto la Pampa, el occidente argelino, he paseado mi esencia por jardines de ensueño y comparsas tropicales.

Fotos de una gira rockera

La fotógrafa española Jose Girl muestra en imágenes el “Palosanto Tour de Bunbury”, una gira que recorrió el pasado año trece países con 55 conciertos,

La fiesta de Castañeda

Luis Hernán Castañeda es uno de los escritores peruanos jóvenes más reconocidos y prolíficos. Entre sus obras  destacan “Casa de Islandia”, “Hotel Europa”, el conjunto

Miami y el mar que nos robaron

A mediados de los años 80, Miami Beach era una decadente ciudad playera, donde la conmoción causada por la llegada de 135.000 cubanos a los

Alejandras

Sobresalir con su propio mito cuando todas las luces de la cultura de un país caen sobre una figura, es difícil. Para los argentinos sólo

la bola

después fuimos felices durante algún tiempo. No me voy a poner a discutir si de verdad felices, ni sacaré toda esa monserga de la relatividad

Yo, Marcelo

La primera lectura de Asma, de Aldo Medinaceli, la hice en un largo viaje en avión. Las pantallas habían pacificado a todos los pasajeros. La