El último atrevimiento de Pedro Novoa

butterfly_blue_by_ali_radicali-d4uzbuv

La literatura peruana contemporánea atraviesa un gran momento. Pedro Novoa es uno de los nombres que no deja de sorprender.  

El aleteo azul de la mariposa (Universidad César Vallejo, 2014) es uno de los atrevimientos más del escritor peruano Pedro Novoa (Perú, 1974) para incursionar en un género distinto a la novela. Es un libro compuesto por veintitrés poemas donde el autor aborda una temática bastante dramática. Se trata de un hijo que se recrimina por haber abandonado a su madre en un manicomio. Ella, en ese estado de soledad y desamparo, enloquece y, finalmente, muere.

El poemario tuvo el reconocimiento de ganar el segundo puesto en el Premio Internacional de Literatura David Mejía Velilla, que otorga la Universidad de la Sabana, en Colombia. El jurado, entonces, reconoció en Novoa el uso magistral de la metáfora, la originalidad en la temática y, sobre todo, su gran sensibilidad frente a un tema tan humano.

Es cierto que Novoa no es un poeta. Como él mismo lo ha dicho en varias entrevistas, ser poeta es una labor sumamente complicada y lo suyo es un intento de mostrar esa faceta. Los muchos premios que ha conseguido han sido otorgados, principalmente, por textos narrativos; sin embargo, no escapa a los otros géneros, y cuando lo hace, resultan creaciones tan elogiadas como este poemario.

En una entrevista que le hice a Novoa, cuenta lo siguiente: “Este libro es el resultado de muchas cosas, pero principalmente parte de una experiencia que marcó mi vida de forma radical. Una vez fui invitado a un manicomio donde participé como jurado en un concurso organizado para que los internos cantaran, bailaran y realizaran diversas actividades artísticas. Ahí conocí a muchas personas que vivían realidades tan distintas y tan emotivas a la vez. Me parecieron mundos muy ricos dentro de su propia imaginación. Pero lo que más me marcó ese día que visité aquel manicomio fue una anciana a la que conocí y traté de cruzar algunas palabras con ella. Me fui a casa y al día siguiente me enteré que esa mujer se había suicidado. En un arranque de desesperación o de soledad, no lo sé, terminó ahorcándose con la sabana de su propia cama. Fue un choque impactante”.

A partir de este acontecimiento, el autor trasladó los hechos al ámbito personal e imaginó qué podría haber pasado con su madre si él la hubiera abandonado alguna vez. Pensó en la mujer y en lo que habrían pensado sus hijos al dejarla desamparada en ese lugar. De ahí es que se inicia el efecto dramático a lo largo del poemario: el constante reproche del yo lírico, en el texto, por la decisión que tomó al abandonar a su madre en un manicomio.

El poemario fue presentado con éxito en la última Feria del Libro de Lima, donde tuvo una asistencia masiva y además contó con una mención especial en los canales de televisión nacional. Por otro lado, el organizador Landy Ronald Arrunátegui anunció que Pedro Novoa fue uno de los invitados especiales en la FILPI 2015, un evento cultural y literario que, además, ha congregado a importantes expositores y escritores nacionales.