El software Cala

Dentro de plaza Carso en la Ciudad de México, se observa una sala llena con gente que denota en sus rostros alegría, inspiración y atención hacia las palabras del comunicador Ismael Cala quien habla sobre su nuevo libro “Despierta con Cala”.

El autor se muestra amable y carismático, como suele ser siempre; sin embargo, una de las cosas que destacan de él en la presentación, son sus reflexiones y varias meditaciones que contagian al público para entrar en la misma sintonía en la que busca enfocar al lector en su nueva obra escrita.

Al terminar el público quiere acercarse al autor y hacen una fila que se dirige hasta el frente de la mesa para esperar el momento de poder saludarlo personalmente. Ahí espero, y cuando llega el momento comienzo a preguntar sobre su nuevo escrito.

“No soy experto en finanzas, pero sí en mentalidad de abundancia” a él le tocó tener una mentalidad de insuficiencia, carencia y autoestima cero, por lo que tuvo que re-programarse en positivo, agradeciendo con esto cada trauma, herida y paso de este proceso que lo hizo hacerse más fuerte y resiliente.

Ante el planteamiento primario en los seres humanos, “soy lo suficiente, tendré lo suficiente y podré con lo que viene”, Ismael Cala afirmó que si no se estudia y se re-programa esa pregunta, siempre limitará a uno desde la insuficiencia, la carencia y la escasez.

Cala exhortó a la gente a hacer un proceso de auto estudio y creación de conciencia, sin caer en la magia (varita mágica Harry Potter), a trabajar en ello, atreverse a dar un paso, celebrar el progreso y ampliar la zona de comodidad en la que siente uno que puede tomar riesgos, porque al final para él,“ese es el valor personal de uno en el mercado y nadie te regala lo que tú ganas, tú lo reclamas con el valor de quien eres y lo que ofreces”.

Sobre las relaciones en redes sociales, expresó que han llegado para cambiar el orden del juego entre nosotros, ya que lo preocupante no es que tengamos relaciones a distancia, porque han permitido la sensación de cercanía con gente conocida que vive lejos, aunque no sustituye el contacto cara a cara; lo negativo es la falta de comunicación que genera cuando la familia se encuentra en un mismo cuarto y se aísla.

Con esto, Cala se cuestiona “hasta dónde la tecnología está a nuestro uso y servicio, y no nosotros esclavos de ella, perdiendo nuestro sentido de humanidad que nos conecta”.

Continúa la charla con el autor durante la firma de libros en donde mucha gente escucha atentamente las siguientes preguntas:

Hablas mucho de cómo confrontar las críticas en tu libro, por lo que yo te pregunto ¿Cómo hacerlo remontándome a las críticas o lo dura que fue tu entrevista con el presidente Evo Morales cuando estabas como conductor en CNN en español?

-Yo creo que las críticas nunca las vas a poder controlar tú, lo que puedes controlar es tu respuesta a la crítica, y tener una actitud muy balanceada, nadie tiene el poder de lanzarte una crítica que en verdad te destruya a no ser que tu cedas ese poder a otra persona, ni siquiera un presidente, una celebridad o alguien muy influyente. Creo que uno debe tener humildad, un despertar de conciencia donde no te creas ni elogios extremos que te inflen y te suben, pero tampoco las críticas que te quieran totalmente minimizar o amedrentar. Como comunicadores y seres humanos en sentido general, tenemos que tratar de usar comunicación no violenta, aún cuando la otra persona te esté provocando a una violencia no física, pero verbal. Tuve la suerte que en esa entrevista estaba promocionando mi primer libro, El poder de escuchar, entonces lo tenía ahí, en la mesa, porque se lo había regalado, y decía: “si pierdo la compostura, no sé escuchar, entonces para que escribí ese libro”. Esto fue una prueba, después de haber escrito dos años un libro de escuchar, sentarme y escuchar a pesar de que ese señor pensara diferente y tratara de insultarme, creo que superé la prueba.

Por lo que al escuchar su respuesta y ante la premura del tiempo y una larga fila que espera por una firma y foto del autor, tomé la decisión de lanzarle una última pregunta que fue:

¿Cuál es la frase con la que describes el libro?

Abrió un página al azar y leyó: “La habilidad de escuchar con atención es la base de todas las relaciones afectivas“.

Luego dejó el libro en la mesa y comentó:

-Hay una frase con la que vivo, y es “si cabe en tu mente, cabe en tu vida”. Siempre le digo a todo el mundo, “si algo llegó a tu mente, no lo dudes; si lo pudiste imaginar lo vas a poder hacer, lo dijo Julio Verne”, y la verdad me gusta mucho, porque te abre el horizonte de infinitas posibilidades creativas, no le tienes miedo a tus sueños por muy gigantes y ambiciosos que parezcan.

© 2018, Héctor Antonio Meza. All rights reserved.

Compartir
Artículo anteriorEl playlist de Tarantino
Artículo siguienteEl presupuesto de Trump no hará a América ‘grande de nuevo’
Héctor Antonio Meza

Héctor Antonio Meza

Reportero en Milenio, el periódico Diálogos y las revistas Insight, Reversos y Palabra Digital. Ha realizado entrevistas a diplomáticos, políticos, cantantes, empresarios, científicos, escritores y colegas. Asimismo ha cubierto foros internacionales, recibimientos de jefes de estado, el homenaje a Juan Gabriel en Bellas Artes y el de Rafael Tovar y de Teresa en el CENART. Apasionado de contar historias que trasciendan en este siglo.