Historias lamentables: ¿Y si la historia no importa?

Hace unos días vi «Historias lamentables» (2020), una película coral donde las historias que al principio parecen desconectadas, a medida que avanzas te sorprendes con su hilo conductor.

Hacía tiempo que no veía una película coral, un relato armado de partes que son mini relatos con una idea o un concepto que los unifica. Se me viene a la memoria Relatos Salvajes, Babel y obvio, the one and only, Pulp Fiction. Siempre fue una idea que me conquistó porque de alguna manera estás esperando qué va a venir y cómo se pueden unir o no esas historias.

Por eso me gustó esta película. Un conjunto de historias «desastrosas» donde algo «male sal» y contadas desde el lado humorístico. Las historias son originales y a medida que entras en el ritmo no te esperas cuál será la conexión entre una y otra.

Tiene algunas actuaciones histriónicas y varios momentos muy graciosos. Lo interesante es prestar atención a lo que estaba pasando y, además, al cómo estaba pasando. Una película tiene esa ventaja, que no solo se basa en contar una buena historia (a veces puede que la película sea memorable aún sin un gran guión) pero sí puede lucirse en cómo está contada.

“Historias lamentables” está realizada de forma interesante y original. Estéticamente tiene muchas imágenes icónicas, algunos grandes planos, nombres chistosos y frescos de los protagonistas y actuaciones que pueden hacerte reír.

En síntesis, pasas un buen rato, disfrutas y para los fans de «Los simuladores» (serie argentina de principios de 2000) encuentras un gran homenaje.

Nombre: Historias lamentables

Año: 2020

Duración: 129 min

País: España

Dirección: Javier Fesser

Dónde: Amazon Prime

 

 

Relacionadas