Diez clásicos de la literatura latinoamericana reescritos por Donald Trump

 

El lenguaje es la invención humana más extraordinaria debido a su abstracción. Por medio de sonidos, que devienen en signos, podemos nombrar, entender y acercarnos al mundo. Somos lenguaje. Las palabras revelan al individuo. Ellas muestran claramente quién es cada uno. ¿Han visto cómo muchos políticos están impedidos para conectar más de dos frases seguidas sin leerlas? Algo muy preocupante debería decirnos este nivel de oratoria.

Siguiendo las mismas premisas, en Estados Unidos, Josh Marshall, editor del famoso TalkingPointsMemo.com, analizó las fórmulas sintácticas que ha utilizado Donald Trump para atacar, impugnar o burlarse de sus rivales desde su cuenta de Twitter. Le sorprendió descubrir que, como si fuera una maquila de frases hechas, todas seguían una estructura similar. El periodista poéticamente las llamó “insultos haiku”.

Un claro ejemplo es el tweet que el republicano posteó cuando cuestionaba la verdadera nacionalidad del presidente Obama:

Marshall se dio cuenta que la estructura de los tweets —similar a la de silogismos— se compone de: 1) una frase declaratoria donde Trump introduce al personaje o al tema a tratar; 2) una segunda frase donde establece su posición al respecto, y 3) un adjetivo, burla, denuncia o aseveración estridente a manera de cierre:

Una vez que se ha entendido la sintáctica Trump es muy fácil identificarla en cada tweet:


Por su parte, Jack Shepherd, director y “God King” de buzzfeed, lamentó que Trump se haya dedicado a la política. Pensó que posiblemente hayamos perdido a un hombre con verdadera vocación de escritor, cuya intensidad demuestra en cada tweet. Para evitar un total mutismo de tan extraordinario talento, Shepherd especuló sobre lo que hubiera hecho Trump con libros clásicos, siguiendo la fórmula de la escritura del político revelada por Marshall.


Luego de este artículo, el experimento se hizo viral y bajo el hashtag #TrumpLiterature puede leerse en Twitter la reescritura de cientos de libros a la manera de Trump que aportaron miles de lectores.

A pesar de que el candidato republicano ofrezca un discurso racista en contra de la cultura mexicana, en particular, e hispana, en general, tampoco podíamos quedarnos con la duda sobre qué pasaría si Trump reescribiera diez de nuestros mejores títulos: