Desirée Lieven y el Perú

Entrevista al escritor José Luis Ayala


 

¿Cuáles fueron tus motivaciones para escribir «Desirée Lieven, mujer libertaria y humanista»?

Era un compromiso personal de gratitud, a la vez presentar ante los lectores peruanos y peruanas, a una persona que amó mucho al Perú. Todo empezó cuando la maravillosa bailarina Helba Huara llegó a París acompañada de su esposo Gonzalo More y la pequeña hija de Helba Huara, llamada Lina. Con el paso del tiempo esa niña se llamó Elsa Henríquez, se casó con el famoso fotógrafo Emile Savitri y resultó una dibujante genial. Desisée luego conoció a César Vallejo, a los hermanos Ernesto, Carlos More y José Macedo Mendoza y otros personajes. Desarrolló una intensa bohemia, sesiones culturales y políticas con Alejo Carpentier, Félix Pita Rodríguez, Antonin Artaud, Pablo Neruda, Nicolás Guillén, Anaís Nin, James Joyce, Jean Paul Sartre, Henry Miller entre otras personalidades.

Escuchar a Desirée en su habitación de la rue de Beaux Arts en París, era una cátedra abierta de historia y fe en las luchas sociales, no solo del Perú, sino en cualquier lugar donde un pueblo trataba de conquistar sus derechos sociales. Estaba muy informada de lo que sucedía en el Perú. Cuando un tribunal militar durante el gobierno de Belaunde, condenó a muerte a Hugo Blanco, Desirée organizó una gran movilización en París y logró salvarle la vida. En ese hecho participó Jean Paul Sartre y Mario Vargas Llosa, quien defendió a Hugo Blanco en un impecable francés en el local llamado Maubert Mutualité.

¿Quién fue Desirée Lieven? ¿Por qué es importante conocer su biografía?

Su verdadero nombre es Kyra Saven. Nació el 2 de abril de 1898 en la República de Letonia. Descendía de una familia de nobles rusos, dueñas de extensas tierras de cultivo. Al producirse la revolución bolchevique de 1917 huyó de Rusia. Después de un periplo por algunas ciudades europeas decidió instalarse en París. Era traductora, políglota, hablaba perfectamente español, francés, ruso, inglés, alemán. Mantuvo correspondencia con muchas personalidades peruanas. Cuando se publiquen los documentos que permanecen inéditos, se podrá apreciar su entrañable amor al Perú.

¿Qué personajes importantes acompañaron la vida de Desirée y cómo formaron parte de su historia?

Ese es un trabajo que deberá ser realizado por quienes tienen los originales especialmente su correspondencia. Hay muchos artículos y manifiestos políticos en los que aparecen los nombres de personas con las que trató. Una mujer que colaboró con el ella fue Clara Candiani. Un amigo suyo fue el poeta Marcos Ana, la conocieron los pintores peruanos como Alberto Quintanilla, Gerardo Chávez, así como Julio Ramón Ribeyro, Alfredo Bryce Echenique y Rodolfo Hinostroza.

¿Qué simbolizaría Desirée en una sociedad tan compleja como la nuestra?

El ejemplo de una mujer que aunque no haya nacido en el Perú, desde que conoció a Helba Huara, se identificó plenamente con las luchas sociales del Perú esencial. Conocía la Historia del Perú y tenía una permanente información de las luchas campesinas, obreros y trabajadores. Alguna vez el Ministerio de la mujer, pondrá su retrato junto al de Micaela Bastidas, María Parado de Bellido, Rita Puma, Flora Tristán, María Elena Moyano, María Rostworonski, Lucha Reyes, Magda Portal y de quienes desarrollaron una heroica lucha para abolir en el Perú el dolor humano y la miseria.

¿Cómo fue en realidad la amistad de Desirée con César Vallejo?

Fue una amistad cordial, fluida y permanente. Vallejo asistía a las sesiones culturales, cantaba, bailaba y contaba anécdotas. Se reía a carcajadas de sus ocurrencias o de lo tocaba su charango Carlos More. Según Desirée no era un hombre triste, melancólico ni abatido por un “permanente dolor humano” como se ha dicho. Desirée tenía especialmente libros de poemas de Vallejo y Javier Heraud.

¿Quiénes entre mujeres peruanas conocieron a Desirée?

De modo especial hay que mencionar a Rosa Larco, Etna Velarde y Rocío Romero. La relación con Rosa Larco fue permanente debido a que Rosita, se dedicó especialmente a defender a presos políticos peruanos. Muchos de ellos participaron en movimientos guerrilleros. Alguien debería trabajar los archivos de Rosita Larco, pertenecía a una familia de la aristocracia limeña, pero se identificó con las luchas sociales del siglo XX.

Se trata de un extenso libro con entrevistas a varios personajes peruanos. ¿Por qué no haz incluido a otras personas de otras nacionalidades?

Bueno, el tema es muy amplio. Se trata de una extraordinaria mujer que falleció el 2 de octubre de 1991 en Sainte-Geneviene-des-Bois, consecuentemente vivió 93 años. Todavía hay mucho que trabajar pero en lo que se refiere al Perú se ha avanzado bastante. Es ocasión para expresar mi desagravio a Pablo Paredes. Lamentablemente en mi libro acerca de la biografía de Desirée Lieven, no hubo control de calidad. Reconozco que fue un error. Por eso he decido separar del libro la página inherente. En la publicación de mi libro sobre Fernando Túpac Amaru Bastidas, que tendrá un gran tiraje debido a la demanda, incluiré un texto para él. Nadie me lo ha pedido, es una decisión personal.

¿Qué vas a hacer con tanto material que tienes recopilado?

En un principio tenía muy escasa información porque cuando regresé al Perú en 1969, Desirée estaba viva y no era posible escribir su biografía. Edgar Montiel me ha ayudado muchísimo para obtener fotografías, afiches, programas especialmente de Helba Huara. Tengo entrevistas inéditas a Rodolfo Hinostroza y Julio Ramón Ribeyro. No conozco un texto de Ribeyro sobre Desirée. En fin, mi libro es solo es el comienzo y no sé si tenga tiempo para publicar todo cuanto tengo. Pero es la primera una piedra sobre la cual el tiempo le edificará un monumento cultural imperecedero. Estoy seguro que la envidia ni las lluvias podrán borrarlo nunca, jamás.


José Luis Ayala Olazával (Huancané, Puno, 1942) es yatiri (adivino), además de cronista, poeta, ensayista, narrador y gran promotor de la cultura aimara. Ha escrito poesía infantil, poesía bilingüe aymara – español, narración y ensayo. El último libro que acaba de publicar se titula «Desirée Lieven, mujer libertaria y humanista».