octubre 19, 2014

Fredo y la máquina

Hay tres personas alrededor de mí, como casi cada tarde. Mi madre nunca falta, y generalmente vienen sus dos hermanas acompañándola, como ahora, mis dos

Café y cigarrillos con Eduardo Halfon

Los libros de Eduardo Halfon, aunque pequeños, reclaman un lento y minucioso acercamiento además del placer de una segunda lectura para abrir todas sus puertas,

Fredo y la máquina

Hay tres personas alrededor de mí, como casi cada tarde. Mi madre nunca falta, y generalmente vienen sus dos hermanas acompañándola, como ahora, mis dos

Café y cigarrillos con Eduardo Halfon

Los libros de Eduardo Halfon, aunque pequeños, reclaman un lento y minucioso acercamiento además del placer de una segunda lectura para abrir todas sus puertas,