Un golpe de 25 watts

Una vez me perdí en Montevideo. La ciudad se levantaba atrás de los balcones dejando ver a unos bebedores de mate. La noche anterior habíamos estado en un bar de Ciudad Vieja, el barrio de las librerías y las calles peatonales, aquel espacio dedicado al arte que existe bajo diferentes nombres y disfraces en varias …

Un golpe de 25 watts Leer más »