paramecio

paramecio

  Elmiedo González vivía en paz con el mundo. Sus hermanos le tenían miedo. Su madre, su tía, el perro del carnicero. La sombra que

paramecio

  Elmiedo González vivía en paz con el mundo. Sus hermanos le tenían miedo. Su madre, su tía, el perro del carnicero. La sombra que