Miami Daddy

Leyendo poesía en el Miami Daddy

Como en todos los encuentros de poesía, había poetas malos y otros peores, más el homenajeado que cabía en cualquiera de las dos categorías anteriores.

Leyendo poesía en el Miami Daddy

Como en todos los encuentros de poesía, había poetas malos y otros peores, más el homenajeado que cabía en cualquiera de las dos categorías anteriores.