Leyendo poesía en el Miami Daddy

Como en todos los encuentros de poesía, había poetas malos y otros peores, más el homenajeado que cabía en cualquiera de las dos categorías anteriores. Pero usted no empiece de perspicaz, también alguno bueno se logró colar y era cuando la multitud enloquecía (la hipérbole en estos casos es falsa, pero necesaria). Me habían invitado …

Leyendo poesía en el Miami Daddy Leer más »