El Evangelio según Matías

Al entrar, todos se pusieron de pie. Se detuvo en el centro del semicírculo y ajustó la distorsión hasta darle forma a los invitados. -Pueden sentarse, por favor. Luego, se mojó de saliva el índice y el pulgar; elevó sus palmas a ambos lados, y regresó sus dedos como si fueran hojillas, perforando una línea …

El Evangelio según Matías Leer más »