Los políticos de Tallahassee: cero en educación