Junto a la Roca de la Esperanza

    Huyendo de la refriega política habitual de la ciudad donde vivo, escapo rumbo norte y me refugio en un hotel en Arlington, separado de Washington solo por el anchuroso Potomac. Al otro lado del río se extiende el pueblo de Georgetown, con la calle M colmada de restaurantes y tiendas, que recuerda las …

Junto a la Roca de la Esperanza Leer más »