Carta tardía a Jorge Eduardo Eielson

Lima no es una ciudad para vivir sino para morirse. Eso pensabas, Jorge Eduardo, y se nos hacía un nudo en el vientre porque te queríamos ver. Los jóvenes poetas del taller. Era marzo del 92 y César Vallejo acababa de cumplir 100 años, los últimos 50 bajo tierra. En ese tiempo habías escrito, casi …

Carta tardía a Jorge Eduardo Eielson Leer más »