En Miami hay de tó

  Mi vecino era una persona muy nice, no hablaba con nadie; a las tres de la mañana cortaba las palmeras de su patio con una sierra eléctrica; sacaba a pasear a su simpático perrito sin correa, para que mordiera a to el vivo que le pasara cerca y, sobre todo, echaba en mi jardín …

En Miami hay de tó Leer más »