Diana Pardo

En esta casa ya no hay espacio

     El día en que Julio Cortázar murió, Jorge Díaz estaba leyendo en la poltrona de terciopelo verde de su biblioteca. Era el doce

En esta casa ya no hay espacio

     El día en que Julio Cortázar murió, Jorge Díaz estaba leyendo en la poltrona de terciopelo verde de su biblioteca. Era el doce