Asalto a Caprabo

Asalto a Caprabo

Mi primer telediario de la mañana, sobre las siete o siete menos cuarto, anunciaba un hecho curioso. Yo estaba medio dormido, de camino a la

Asalto a Caprabo

Mi primer telediario de la mañana, sobre las siete o siete menos cuarto, anunciaba un hecho curioso. Yo estaba medio dormido, de camino a la