Fotografías de Maribel Amador: Simulacros

[huge_it_slider id=”15″]

Asere, permítame confesarle que se vive mejor sin prisa. Llevamos ya 27 meses comprobándolo en esta comunidad de sibaritas cuyo único lujo consiste en la búsqueda incesante de la supresión del tiempo. Recomponga la disposición de su mandíbula. Sabemos que el devenir, viene. No somos ingenuos. Pero nos hemos dado cuenta que uno elige los simulacros en los que vive inmerso. En eso consiste nuestra libertad. Le autorizo a postearlo tal cual lo expresé. A lo sumo destáquelo en itálicas: uno elige los simulacros en los que vive inmerso. En eso consiste nuestra libertad.

Se halla usted con este interlocutor que da la lógica causalidad que ocupa el cargo de presidente del comité encargado de la redacción del Manifiesto Atemporal. En estos 27 meses, esto es lo que hemos avanzado:

*

*

*

*

*

No es mucho. No es nada. Pero qué prisa hay.

En lo que sí hemos progresado, aunque muy lentamente –debo advertirle–, es: en: la guía de… estilo. Hemos decidido recurrir; al exceso. Exceso de puntuación y, para ser fiel a la verdad/ a cada recurso estilístico’ capaz de retrasar],; (y/o/u detener) el transcurso de la “narrativa”,\|+ desoyendo*, conscientemente, las reglas| que le dieron origen. No sea cosa que:: lleguemos pronto a: destino… El llegar, salir de un lugar para arribar al otro, eso amigo habla del espacio. Pero como recordará, nuestra batalla se libra contra el tiempo. Y cada uno elige sus batallas, cada uno elige los simulacros en los que vive inmerso. En eso consiste nuestra libertad.

Gastón Virkel 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on reddit
Share on whatsapp
Share on pocket

Relacionadas