#Poesías de #Lasticön | Cuatro > Nobleza hedionda, Filigranas de Buda.

Nobleza hedionda

 

Trashy Avenue.

Una cicatriz

en el seno del lounge

sin voz ni botox.

 

 

Cuando cierra Lee Ann

y se muere el rayo

y las olas

y el silencio

un homeless encuentra

su home.

 

 

En algún momento

sublime y sin hora

su hedor

se mixtura

con fragancia chanel

en salomónico

fifty fifty.

 

 

Clack, clack, clack.

A ritmo de tacones,

la justicia

se marcha

con sus risas

a lo profundo

de la noche.

 

 

Al rato

una brisa inexplicable

acaricia el reino

de los suelos,

y un delivery etéreo

se apea

con la cajita feliz.

 

 

Tiene todo por soñar

el que nada tiene.

Pero ni tacones, ni Chanel

ni chillout.

 

Siete abdicaciones

en hilera

y el caliz perdido.

Ya no quedan mandatos

para esta nobleza hedionda.

 

Filigranas de Buda

 

Un Buda lascivo y alterado

acecha entre las hojas

secas del otoño.

Guarda entre los pliegues

de su abdomen

filigranas de violencia

para un contraataque eventual.

 

Su bio destaca

que acepta

sugerencias anónimas,

ve menos del ojo izquierdo,

y madruga con el erecto

mirando al sol naciente.

 

En sueños

se le aparece cada tanto

el mismo ciego

con ojos de fuego

que en su leche de muerto,

maldice en fade.

 

Cada mañana lo invade

la idea absurda

de infligirse las filigranas

y terminar con La Pérfida

en solo tres líneas

de un haiku gluten free.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

© 2018, Lasticön. All rights reserved.

Compartir
Artículo anteriorRáfagas: Categoría
Artículo siguienteÚltima tarde con Ana Karenina
Lasticön

Lasticön

Lasticön (Aitor Lopera Etxebarría, Bilbao, Bizkaia, 1993) Es poeta y buscapleitos. Funda “Txirimiri”, su primer Fanzine, a los 17 años, 15 minutos después de liarse a golpes con los responsables de la publicación mensual de su colegio. Un año más tarde abandona su casa con solo un poco de ropa, “Thriller”, el vinilo de Michael Jackson que perteneció a su hermano y 725 Euros que toma prestados de los ahorros de la familia. Elige Miami porque “todo lo que sabía de la ciudad me parecía aberrante”. Ha publicado los poemarios “Furia bálsamo” y “Mandy Crush”. En 2015 autoriza a la antología “Versos Libres” a incluir “Mi casa es pain” aunque luego se arrepiente. Suele jactarse de haber quemado una novela y un camión del US Postal Service aunque nadie pudo corroborarlo.
Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...