LA PREGUNTA. Poema de Yosie Crespo.

LA PREGUNTA

De que me hallo junto a la cáscara rota

en medio de la metamorfosis

donde todos llegan

sobre la distancia crezco lo necesario

anudo ramitas pacientemente

y el viento trae algunas voces

dónde estoy sin banco, sin luz

sin páramo

al borde del cráter

ladera azul cántaro el cráter

por qué amo el fuego de los ríos helados

el olor a bestia oscura fiera

el paso lento de los guardias dejándome entrar

como digna

no hay nada que sea verdad

en el camino más largo los frutos maduran

se van perdiendo

la miseria es un león dormido

bajo el poco hilo que queda

pero yo sigo la forma del álamo

quiebro las hojas donde voy

desconocida y lejana

entre explosiones es o no voluntad

la culpa, un eslabón, lenguaje vacío

ellos no me devolverán

los vidrios que me faltan

y hace ya tiempo médula

lo peor de mi puede ser abrumador

como digna ¿Quién queda?

pese a la oscuridad

sin heridas llamativas

creo un espacio

para los que pasean como yo

posados como pájaros

sobre las estatuas

en un día triste

en un tablado blanco donde mi madre

estableció la vida

reducida ahora a simples observaciones

porque no tengo nada que decir sobre mí misma

y mis manos y la noche no se han caído aún

la verdad la digo al fin sin tachas

hasta que la reconozcan

soy yo quien espera en la sombra

lo admito,

la espera es un esfuerzo colectivo

el hombre se atreve a estar solo

imita a Cristo

por la seguridad, la reputación y el poder

entre libros con una espada en la mano

un poema es una manera larga y terrible

de afirmar el poeta es un espía de dios

en todos los poemas del mundo

hay alguien como yo esperando

con un pie levantado igual

en la salida tan esperada.

Relacionadas