La edad de oro de las adaptaciones literarias

Game Of Thrones, Gambito De Dama, The Witcher, The Handmaid’s Tale, Orange Is The New Black, House Of Cards, Killing Eve, 13 Reasons Why y otras más, son algunas de las tantas series basadas en libros.

       Es impresionante como las novelas literarias, de la mano de sus exitosas adaptaciones a series, se han convertido en el centro de la cultura contemporánea. Muchas veces sucede que lo que “debo leer” o “debo ver” resulta ser lo mismo. Luego de un poco de research comparto algunas observaciones:

        Las adaptaciones literarias son un gran negocio para servicios de streaming como Netflix, Amazon, HBOMax, P+ y D+. Brindan una fuente confiable de contenido para series limitadas o de varias temporadas

       Rotten Tomatoes reporta 125 adaptaciones literarias en desarrollo en este momento.

       Que un libro se convierta en un programa de televisión aumenta enormemente la popularidad de esa novela. Las adaptaciones también pueden impulsar las ventas de libros, como en el caso de Bridgerton o el renacimiento tardío de The Queen’s Gambit.

       Una novela que se convierte en un programa recibirá aproximadamente cuatro veces más calificaciones en Goodreads.com que una novela que nunca ha sido adaptada a la televisión o al cine. (La película aún tiene un efecto mayor, aumentando las calificaciones de Goodreads de una novela en más del 1000 por ciento).

       En cuanto al contenido, la gran diferencia entre una novela literaria y una serie televisiva es que en las novelas se afirma que una trama deriva su significado de su final. En palabras de Peter Brooks, “El fin escribe el principio y da forma al medio”. En las series de televisión esto cambia completamente: lo central son los personajes con los que te quedas completamente fascinado y el universo en el que quieres pasar ocho horas o más. En otras palabras, los personajes y el escenario literalmente dirigen una serie.

       Por eso la mayoría de las adaptaciones literarias parten de libros que tienen una colección de personajes principales cuyas historias se entrelazan de formas sorprendentes en el transcurso de una sola narración. Esto también permite aumentar la posibilidad de identificación con la audiencia; las novelas de múltiples protagonistas, en particular aquellas que presentan un elenco diverso de personajes, brindan el mayor potencial para maximizar los índices de audiencia.

       Algo común entre muchas novelas con opción para ser adaptadas a TV es lo que podríamos llamar una narrativa con descripción de alto valor de producción, es decir, escritura que enfatiza su propia complejidad. Una deconstrucción del mundo que saca al lector del presente.

       Tramas episódicas, elencos conjuntos y escenarios de alto valor de producción: estas son las características que suelen aumentar las posibilidades de éxito de una serie adaptada de un libro.

Relacionadas