Historias de la infodemia

En un contexto en el que proliferan las fake news desconocemos las motivaciones de sus creadores por generar ese tipo de contenidos, lo que sí sabemos, es que evidentemente detrás hay una intención o interés de manipular y confundir a la opinión pública. Aunque poco podemos saber de los motivos que llevan a personas y organizaciones a realizar dichas prácticas, podemos aventurarnos a asumir que sus motivaciones deben de ser nefastas. Únicamente de cuando todo inició en Wu Hang a que la epidemia llegara a convertirse en un problema de salud pública mayúsculo y alcanzara proyecciones pandémicas, varios medios de información a través de sus sitios reportaban que aproximadamente un tercio de la información que circulaba en ese momento en la red relacionada con el SARS-CoV-2 (COVID-19) era falsa o basura.

Tomo el ejemplo de las personas preocupadas por temas ambientales (hasta antes de la pandemia bastantes populares y nada reducidos en cuanto a adeptos). Los veo deseando su encierro y cediendo voluntariamente a gran parte de sus derechos (por los que otros lucharon) felizmente al ver las aguas de los ríos tornarse cristalinas o el regresar de la fauna espantadiza a aparecer en espacios públicos urbanizados por medio de sus teléfonos inteligentes.

Un suceso inédito para los humanos vivos del planeta se convierte periodísticamente en una coyuntura demasiado prolongada, una especie de fisura en el tiempo o un accidente del tiempo (como explica Paul Virilio) en el que la mayoría de los temas en el 2020 parecerán moverse sobre un «tablero» llamado COVID-19, y las voces participantes (especialistas o neófitas) simulan gran experiencia en una agenda que nos atraviesa colectivamente y que muchas veces infecta la red con contenidos falsos, tendenciosos y tan curiosos que hasta se prestan a lo chusco.

Esta es una selección de diez rumores, teorías conspirativas, o sucesos casi inverosímiles que circularon en la red durante la fase 1 y 2 de la emergencia por el COVID-19 en México realizados en cuarentena voluntaria. Cabe remarcar que posteriormente pocos resultaron ser sucesos reales, pero bien, quizás todos podrían serlo.

FIG.1 Muestra parte de la teoría en la que el SARS-CoV-2 fue creado en un laboratorio estadounidense.

 

FIG.2 Bis. FIG1 pero en un laboratorio chino.

 

FIG.3 Retrata a una joven escupiendo los productos de un anaquel, acción que posteriormente resultó ser verídica y que se popularizó en varios países debido a “videos tipo reto” que circulan en algunas plataformas de redes sociales.

FIG.4 Todo tipo de rumores extraterrestres inundan la red. Desde que vienen a invadirnos hasta que el SARS-CoV-2 es de naturaleza alienígena, como se muestra en la imagen.

 

FIG.5 La fuga de un tigre posiblemente contagiado con el SARS-CoV-2 de un zoológico desató el pánico colectivo en una localidad de Estados Unidos.

FIG.6 Se habla de que el reloj que cuenta el tiempo para un accidente nuclear de tipo bélico suceda en el planeta marca 100 segundos para la media noche, que representa nuestra posible extinción. Dato: durante la crisis de los misiles en Cuba el reloj llegó a marcar las 23:45

FIG.7 Afirman que con la instalación de las antenas 5G y las ondas que las mismas emiten (y proveerán a millones de usuarios en el planeta) vienen una serie de problemas que afectarán la salud de las personas al debilitar su sistema inmunológico o directamente modificar el adn a nivel celular haciéndonos más propensos a ser afectados por virus como el SARS-CoV-2.

FIG. 8 Trabajadores de hospitales públicos de la Ciudad de México sostienen que las substancias que utiliza el personal médico para desinfectar y sanitizar zonas de alto nivel de contagio afecta sus ojos y piel hasta con quemaduras, incluso usando el equipo médico de protección.

 

FIG. 9 La figura muestra a un miembro de una sociedad secreta y vampírica adicta a una costosa droga de efectos rejuvenecedores: Adrenocrome. Se dice que dicha substancia es producida por los infantes cuando se encuentran bajo extremo estrés y terror. Hay quienes afirman que el alza de desapariciones en los casos de menores de edad durante la pandemia está directamente relacionada a la producción de Adrenocrome.

FIG 10. Muestra a las tropas del ejército estadounidense movilizándose rumbo a Venezuela aprovechando la tensión internacional provocada por el crecimiento mundial del SARS-CoV-2.