Fotos para nuevas conclusiones

El antropólogo y fotógrafo Nicolás Janowsky aseguró que su tarea se encuadra en la necesidad de comprender por qué elegimos el lugar en el cual vivimos. Si bien sostiene que la cámara fotográfica es la vía para reflejar realidades, cree que es indispensable entender la naturaleza y los diferentes acontecimientos sociales.


Desde el 2000 al 2010 vivió entre Barcelona y Paris. Sin embargo, decidió volver a su Buenos Aires natal con el fin de sentar una base estratégica para seguir proyectando viajes por Latinoamérica. “Me gusta viajar y conocer otras culturas, además mis trabajos fotográficos están muy vinculados a distintos lugares del mundo. Mi lugar es Buenos Aires, aunque sigo generando proyectos en diferentes regiones del mapa”, contó Nicolás.

Tras haber conseguido el título de antropólogo, Janowsky decidió sumergirse en la fotografía de autor con el objetivo de construir una serie de relatos con el lenguaje visual. Sus fotografías y ensayos fueron publicados en el New York Times y Burn de Estados Unidos; Liberation de Francia; La Vanguardia de España y Emaho Mag de India, entre otros. Expuso colectiva e individualmente en Barcelona, Buenos Aires, Lima, Madrid, Miami, Paris y Santiago de Chile.

No busco mostrar una foto en particular sino generar un conjunto de imágenes que desarrollen un relato. Mis proyectos tienen una narración que se basa en construir una serie fotográfica. En cada trabajo hago hincapié en el paso del tiempo y no en la actualidad”.

Al analizar su obra y ver sus diferentes retratos, podemos decir que su debilidad es la imagen en blanco y negro. Sobre esto explicó que “las imágenes en blanco y negro producen en el espectador un nivel de abstracción superior. De este modo, se genera un lenguaje en términos más psicológicos que el de la foto a color, ya que no termina en la escena misma”.

Sus intenciones y forma de trabajar con la fotografía tienen que ver con una narrativa que pasa “por cómo el hombre habita determinados espacios. La línea de acción está muy vinculada a mis estudios sobre antropología. El escenario modificado por el accionar del hombre”. Sus trabajos “son producto de la conjunción de la naturaleza y los diferentes acontecimientos sociales. Mi interés está en el hábitat y cómo el hombre se desarrolla en él. Por eso elaboré proyectos en el Amazonas y en la Patagonia”.

En su experiencia en la selva, Janowsky contó que el proyecto se materializó de una manera muy particular “ya que de joven había realizado un viaje por allí y me vislumbró el estado virgen de la naturaleza. Siempre tuve latente la idea de realizar un trabajo que refleje la realidad de la región. En este sentido, en el año 2011 tuve la oportunidad de visitar nuevamente la selva por motivos laborales y logré llevar a cabo el tan esperado proyecto”. El fotógrafo y antropólogo entendió que “la Amazonía no es ni hombre ni animal. Es híbrida por naturaleza. En esa transformación del curso de la vida, paulatina pero constante, la Amazonía también modifica al que se acerca a ella”.

Sin duda los trabajos de Nicolás Janowsky son un resumen de sus experiencias en los escenarios elegidos. En este sentido, aclaró que “las series fotográficas son un fiel reflejo lo que me sucede cuando llego al espacio en el que voy a trabajar. Mi idea no es mostrar lo que veo sino traducir lo vivido”.

En una era digital dónde la comunicación y la globalización reproducen todo tipo de relatos e imágenes, será posible generar conciencia con trabajos reales en escenarios particulares. Según Nicolás, el relato visual “es un nuevo tipo de lenguaje muy vinculado al momento actual en el que habitamos”. No obstante agregó que “la conciencia se genera con el tipo de comunicación que desarrollamos y no en la imagen per se. El espectador debe sentirse interpelado por la imagen, aunque depende mucho del trabajo realizado, yo intento que la fotografía genere interrogantes y sobre estos nuevas conclusiones”.

Nicolás Janowsky apunta mostrar la realidad a partir de sus acciones. Allí es donde se siente cómodo, la observación constante de los diversos hábitats es su tarea. Aunque su obra no termina en sí misma, ya que el desafío es que el espectador reformule conceptos sobre el relato creado. Con vastos trabajos de índole social, el reconocido fotógrafo declaró que “todos estamos vinculados a lo que hacemos y allí es donde mostramos nuestra cosmovisión. No lo llamo militancia, es que el trabajo traduce la manera individual de comprender el mundo”.

Con respecto a sus nuevos proyectos Janowsky se encuentra en una nueva etapa dónde intentará mostrar la Patagonia en su máxima expresión. “Estoy construyendo una serie de imágenes que reflejan la vida en la Patagonia. Me voy a centrar en el viento y cómo éste actúa en la región. La narrativa va a forjar la idea de lo que el viento se llevó y, a su vez, trajo”, aseguró.

“Mi pasión yace en por qué elegimos el lugar en el cual vivimos. Es un acierto declarar la versatilidad del ser humano, ya que cómo especie logramos la adaptación a cualquier hábitat a lo largo de nuestra vida”.

Conoce más en www.nicolasjanowski.net/

 EPÍGRAFES:

Janowsky: El fotógrafo y antropólogo Nicolás Janowsky

Serpiente líquida: Las imágenes pertenecen a la serie “Serpiente líquida”, proyecto realizado a partir de su experiencia en la selva Amazonia

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on reddit
Share on whatsapp
Share on pocket

Relacionadas