El playlist de Tarantino

Pulp Fiction no sería Pulp Fiction sin Misirlou y Reservoir Dogs no sería Reservoir Dogs sin Stuck in the Middle with you.


En 1996 cayó en mis manos The Tarantino Connection, un muestrario que recopilaba canciones de los trabajos de Quentin Tarantino, bajo artistas de la talla de Dire Straits, Leonard Cohen y Patti Smith, en cuya portada aparecían billetes de a dólar, y uno llevaba su rostro estampado. Aquel Tarantino tenía dos películas propias: Reservoir Dogs y Pulp Fiction, había escrito la historia de Natural Born Killers, co-dirigido Four Rooms, y participado en papeles de Desperado y From Dusk Till Dawn de Robert Rodríguez.

A Tarantino había llegado por Pulp Fiction, poco después de su estreno –y asumo que muchos en el cono sur de América Latina lo conocieron de la misma manera–. Fueron varias las veces que vi esa película, no recuerdo cuántas, pero las primeras dos o tres lo hice de principio a fin, y luego volví a ella para dar play, rewind y forward, en escenas que me resultaban potentes por los temas que las acompañaban, como aquellas tan glamurosas como decadents entre Mia (Uma Thurman) y Vincent (Jhon Travolta), con Girl You’ll be a Woman Soon de Urge Overkill o con Son of a Preacher Man de Dusty Springfield; o incluso simplemente hundía el botón de play una y otra vez en los créditos actorales de apertura para escuchar Misirlou, de Dick Dale. Entonces no existía el streaming, tampoco Google ni YouTube, la oferta de CD’s en Lima era mínima y costosa, y era más bien la época del VHS y los pequeños comercios clandestinos en cada esquina con una variedad interminable de películas pirata en alquiler a cambio de monedas, donde después logré conseguir Reservoir Dogs y me sucedió lo mismo: unas monedas, la cinta, el VHS, y a repetir la escena en que Mr. Blonde (Michael Madsen) tortura en un warehouse al LAPD young cop con un cuchillo y le cercena una oreja, mientras que los parlantes de una radio miserable escupen el greatetst hit Stuck in the middle with you, de los escoceses Stealer Wheels.

En el booklet de The Tarantino Connection, Tarantino resalta el valor que representa para él la música en sus películas, y explica que cuando empieza a escribirlas, se encierra a escuchar discos y no para hasta encontrar las piezas que siente que le transmiten la personalidad que necesita. Si bien ese era un Tarantino menos mainstream -personalmente me quedo con el cine de Tarantino de los noventa: Reservoir Dogs, Pulp Fiction y Jackie Brown-, ahora incluso parte de sus nueve films cuentan con composiciones musicales propias a cargo de Ennio Morricone, más instrumentales y experimentales, y la temática de sus historias ha tenido un giro hacia el Western –es admirador del Elmore Leonard, quien fuera de los más grandes representantes en la literatura de ese género–, espero cada nueva entrega suya por su película y por su soundtrack, y me ha sucedido que a veces prefiero lo segundo, de hecho tengo mi propio playlist Tarantino, en Spotify, que habitualmente me acompaña en las mañanas camino a la oficina.

Los años y la crítica se han encargado de destacar a la música de Tarantino, además de The Tarantino Connection, ya son tres los Tarantino Experience que rinden tributo a sus canciones, y para el próximo nueve de marzo se espera el cuarto.

Mi playlist Tarantino

© 2018, Pedro Medina León. All rights reserved.

Compartir
Artículo anteriorLa invención del infierno
Artículo siguienteEl software Cala
Pedro Medina León

Pedro Medina León

Nació en Lima, Perú, en 1977. Es autor de los libros Streets de Miami, Mañana no te veré en Miami, Lado B y Varsovia. Es editor de las antologías Viaje One Way y Miami (Un)plugged. En el año 2017 se produjo el cortometraje The Spirit Was Gone, inspirado en los personajes de su novela Lado B. Además es creador y editor del portal cultural y sello editorial Suburbano Ediciones. Como gestor cultural ha sido co-creador de los programas #CuentoManía, Miami Film Machine, Pido la palabra y Escribe Aquí –galardonado con una beca Knight Arts Challenge por la Knight Foundation Center-. También es columnista colaborador en El Nuevo Herald y ha impartido cursos de técnica narrativa en el Koubek Center de Miami Dade College. Estudió Literatura (Florida International University) con una especialización en Sociología y en su país Derecho y Ciencias Políticas (Universidad de Lima).
Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...