Detrás de página: Robin Myers

BIOGRAFÍA

Robin Myers es una poeta y traductora nacida en Nueva York in 1987. Creció en Estados Unidos y está radicada en Ciudad de México. Estuvo entre los ganadores del 2019 Poems in Translation Contest convocado por Words Without Borders y la Academy of American Poets. Entre sus traducciones de próxima publicación están obras de Isabel Zapata, Gabriela Cabezón Cámara, Tedi López Mills, Andrés Neuman, Leonardo Teja, Cristina Bendek, Dolores Dorantes, Javier Peñalosa M., Maricela Guerrero y Ave Barrera (esta última en colaboración con la traductora Ellen Jones). Escribe una columna mensual sobre la traducción de poesía en Palette Poetry y está trabajando en un libro de ensayos sobre el mismo tema.

BIBLIOGRAFÍA

Poesía

Having / Tener (inglés/español): Bisturí 10, Santiago de Chile (2021); Ediciones Antílope, Mexico City (2019); Kriller71 Ediciones, Barcelona (2019); Audisea, Buenos Aires (2017).

Este é o agasallo que lle dou ao meu corpo (inglés/gallego): Tulipa Editora, Galicia (2018).

Conflations / Amalgama (inglés/español): Ediciones Antílope, Mexico City (2016).

Else / Lo demás (inglés/español): Zindo & Gafuri, Buenos Aires (9/16) and Kriller71 Ediciones, Barcelona (2016).

Traducciones (prosa)

Empty Pool, de Isabel Zapata: Editorial Argonáutica (2019).

Animals at the End of the World, de Gloria Susana Esquivel: University of Texas Press (2020).

Cars on Fire, de Mónica Ramón Ríos: Open Letter Books (2020).

The Restless Dead, de Cristina Rivera Garza: Vanderbilt University Press (2020).

The Animal Days, de Keila Vall de la Ville: Katakana Editores (2021).

Traducciones (poesía)

Someone Lived Here, de Aurelia Cortés Peyrón: Editorial Argonáutica (2018).

Lyric Poetry Is Dead, de Ezequiel Zaidenwerg: Cardboard House Press (2018).

The River, de Dolores Dorantes: Gato Negro Ediciones (2018)

Manca, de Juana Adcock: Editorial Argonáutica (2018).

23 Shots y The Science of Departures, ambos de Adalber Salas Hernández: Dcir Ediciones (2021) y Kenning Editions (2021), respectivamente.

Another Life, de Daniel Lipara: Eulalia Books (2021).

Caustics, de Salo Mochón: Editorial Argonáutica (2021).

 

Háblame un poco de los últimos libros que has publicado o traducido o antologado.

Publiqué cuatro traducciones en el 2021. Está The Science of Departures (Kenning Editions, EEUU) de Adalber Salas Hernández, poeta, ensayista y traductor venezolano: un poemario en que cada texto aborda alguna especie de partida, exilio, despojo o transformación (siendo eso también toda despedida). Luego Another Life (Eulalia Books, EEUU) de Daniel Lipara, poeta y traductor argentino: un poema largo que se nutre de Homero y de Alice Oswald para narrar un viaje familiar que se vuelve una iniciación al misterio de la muerte, lo sagrado y la vocación poética. También una novela, The Animal Days (Katakana Editores, EEUU), de la novelista y poeta Keila Vall de la Ville: la historia de una joven escaladora venezolana, la relación tormentosa que la lleva a conocer sus propios límites y su búsqueda de esa enigmática fuerza que llamamos libertad. Por último, acaba de salir Caustics (Editorial Argonáutica, México) de Salo Mochón, un poemario polifónico que explora -y busca siempre subvertir- el dogma, ya sea religioso o lingüístico.

¿Qué blogs, revistas electrónicas u otros sitios en internet recomendarías para descubrir a autores noveles hispanohablantes? 

Vuelvo seguido a Poesía Mexa (donde se pueden descargar gratis muchos libros de poesía contemporánea), Periódico de Poesía, jámpster, La Revista de la Universidad de México y el blog de Eterna Cadencia. También recomiendo el blog de traducciones de Ezequiel Zaidenwerg (zaidenwerg.com), además de Orden de traslado, su podcast precioso de poesía en voz alta. Se puede encontrar en Instagram y en Spotify.

¿Cuáles son tus referentes en la literatura iberoamericana o latinoamericana? 

Mi papá tenía en la casa un ejemplar viejo de El llano en llamas y me lo leía en voz alta de adolescente, intentando mejorar mi pronunciación mientras estudiaba español en la prepa. Empecé a leer poesía latinoamericana hasta la universidad; la primera vez que me explotó la cabeza fue con Vallejo. Vuelvo una y otra vez a Viel Temperley. Llevo un par de años obsesionada con Sara Gallardo. Cristina Rivera Garza me ha enseñado mucho sobre la libertad de género literario y sobre la naturaleza colectiva de todo acto de escribir (y de traducir, desde luego).

¿Qué otras autoras y/o autores han tenido influencia en tu obra?  (también pueden ser traductores/traductoras)

Ezequiel Zaidenwerg, ha sido una influencia inmensurable para mí, como traductora –él fue mi primer maestro de traducción de poesía, antes de ser mi amigo y colega– y como poeta. Dos otros importantes referentes personales en la traducción son Sophie Hughes y Katherine Silver. Como poeta, me siento todavía muy nutrida por la poesía que me deslumbraba cuando apenas estaba empezando a leerla, aunque su influencia ya no sea tan directa: la de Sharon Olds, Robert Hass y Larry Levis. Hoy en día leo con ansias cualquier cosa que lleguen a escribir Jericho Brown, Ada Limón, Kaveh Akbar, Diane Seuss, Ilya Kaminsky, Terrance Hayes. Ahora que voy tomando mis primeros pasos en el mundo de la prosa, pero queriendo no alejarme de la poesía mientras lo hago, una de mis ídolas es Isabel Zapata, quien no deja de sorprenderme nunca como poeta-ensayista. Y debo decir que todes les escritores que traduzco me terminan influyendo de alguna manera, sobre todo les poetas, donde siento mis bordes más porosos.

¿Qué nuevas escritoras y/o nuevos escritores hispanohablantes recomendarías? (también pueden ser traductores/traductoras)

Además de todas las personas que he mencionado en las preguntas anteriores, aprovecho para recomendar a varias otras que traduzco y de quienes aprendo mucho: Dolores Dorantes, Maricela Guerrero, Eliana Hernández Pachón, Tatiana Lipkes, Javier Peñalosa M., Mariana Spada, Claudia Peña Claros, Leonardo Teja, Cristina Bendek. De les autores que comenté anteriormente, también quisiera agregar que Daniel Lipara, Adalber Salas Hernández e Isabel Zapata también son traductores maravilloses al español.

¿Qué autor y/o autora está subvalorado en tu país de origen?

 La primera que se me viene a la mente es la poeta Gwendolyn Brooks, quien me parece realmente extraordinaria, otra cosa. Es reconocida, sí, pero muchísimo menos leída que la gran parte de sus pares, por motivos que tendrán que ver con el racismo institucionalizado que operaba en su época y opera todavía en Estados Unidos.

 ¿Y ahora qué autora o autor está totalmente sobrevalorado en tu país de origen?

 Me cuesta trabajo pensar la Obra de les autores como un bloque monolítico para clasificar. Y me fascina (y me divierte y me consuela) el hecho de que una sola persona, “consagrada” o no, pueda hacer algunas cosas increíbles y otras muy olvidables. Pienso en, no sé, Hemingway: tiene libros que me resultan magníficos y otros que me dan una hueva tremenda. Me gusta eso.

 ¿Cuál ha sido tu peor (¿o mejor?) borrachera en una feria del libro? 

 La mejor ciertamente fue en el Festival Internacional de Poesía de Medellín. Se armó un concierto espontáneo en el lobby del hotel: resultó haber unes musiques brutales entre el equipo organizador del festival, y pasamos horas cantando y bailando ahí. Es algo que recuerdo con mucha alegría.

¿Qué serías si no fueras autor/autora o traductor/traductora?

Cantante, pizzera o trabajadora social.

¿Qué viene luego de Borges en tu biblioteca?

No tengo idea: soy de las personas que no mantiene su biblioteca en ningún tipo de orden. Caos total. Supongo que a Borges no le encantaría eso.

¿En qué estás trabajando ahora?

En varias traducciones de narrativa y ensayo, algunas ya con editorial y otras en busca de: por ejemplo, otra novela de Keila Vall de la Ville, un libro de ensayos de Isabel Zapata, una novela-memoria de Camila Fabbri y una novela de Cristina Rivera Garza en colaboración con la traductora Sarah Booker. También intento darle forma a algo que parece querer ser un libro poemas y empezar un libro de ensayos sobre la traducción de poesía. Eso último va a ser una experiencia muy nueva, lo cual me emociona y me aterra.

¿Cuál va a ser tu próxima lectura?

His Name Was Death de Rafael Bernal, en la traducción de Kit Schluter, y Fifty Sounds de Polly Barton.

 

 

Algunos poemas seminuevos en traducción de Ezequiel Zaidenwerg, con grabaciones de los poemas originales en inglés:

 

 

 

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on reddit
Share on whatsapp
Share on pocket

Relacionadas